Diagnóstico de cáncer de mama

Lo último

Causa y origen del cáncer

Cáncer hormonal

Senos fibroquísticos

Mastitis

¡Autoexamínate!

» » 8 tipos de cáncer relacionados con el sobrepeso y la obesidad



Investigaciones científicas sustentan cada vez más que el sobrepeso y la obesidad  se asocian con  ciertos tipos de cáncer. La Sociedad Americana del Cáncer de Estados Unidos señala que el 3.9 por ciento de cáncer diagnosticado  a nivel mundial (más de medio millón de personas) se debe a un exceso de peso. Tal es así que el 40 por ciento de los casos de cáncer en ese país se vincula con la  obesidad y el sobrepeso, siendo la grasa abdominal  (la que se forma a mitad del cuerpo) la más peligrosa.

Cáncer de mama
El exceso de peso aumenta el riesgo de  cáncer de mama sobre todo  después de la menopausia.  Las mujeres posmenopáusicas que son obesas tienen alrededor de un 20 a 40 por ciento  de  probabilidades de sufrir cáncer de mama que las mujeres con un peso saludable.

Cada vez que una mujer posmenopáusica sube cinco puntos adicionales en el Índice de Masa Muscular (IMC), su riesgo de tener cáncer aumenta en 12 por ciento. El IMC normal fluctúa entre 18.5 y y 24.9. Si está entre 25.0 y 29.9 hay sobrepeso, y si es superior a 30 se considera obesidad.

El riesgo en la mujer con sobrepeso u obesidad se debe a que el tejido graso produce estrógeno, convirtiéndose la grasa en el principal fabricante de esta hormona.  Como se sabe,  el  estrógeno alimenta algunos cánceres de mama. Además,  el propio tejido graso, que suele mantenerse inestable e inflamado,   puede estimular el crecimiento de células cancerosas. Y el seno  está compuesto principalmente de tejido graso.

El sobrepeso y la obesidad se definen como una acumulación anormal o excesiva de grasa en el cuerpo  y se le considera como enfermedad crónica porque estropea la salud
Cáncer de endometrio
El endometrio es el revestimiento del útero y en ese tejido se pueden formar células malignas. La mujeres con sobrepeso u obesas tienen de dos a cuatro veces más probabilidades de desarrollar este tipo de cáncer.
El cáncer de endometrio también puede ser alimentado por el estrógeno producido por el exceso de tejido graso (adiposo) en el cuerpo, pero también existe una relación entre  cáncer de endometrio y  resistencia a la insulina.

Cáncer de colon
Las mujeres y  hombres obesos tienen alrededor de un 30 por ciento  más de probabilidad de desarrollar cáncer colorrectal debido a que son más resistentes a la insulina.  Cuando hay exceso de grasa, el   cuerpo no usa la insulina adecuadamente para aumentar el azúcar en la sangre,  exponiendo a la persona a  un mayor riesgo de cáncer colorrectal.
El tejido graso también libera hormonas llamadas adipocinas que promueven el crecimiento celular, incluido el crecimiento de células de cáncer colorrectal.
El colon también está rodeado de tejido adiposo. Si hay una inflamación crónica de bajo grado del tejido adiposo, eso puede llevar al desarrollo de cáncer de colon.

Cáncer de esófago o de garganta
Este tipo de cáncer, llamado adenocarcinoma esofágico, comienza en las células de la garganta que producen moco y otros líquidos, y es más común en personas obesas que tienen la enfermedad de reflujo gastroesofágico. La investigación más reciente sugiere que la inflamación crónica de bajo grado, propia de las personas obesas,  puede contribuir al cáncer de esófago debido a que genera alteraciones metabólicas y algunas infecciones crónicas. Las inflamaciones  puede estimular el crecimiento de células cancerosas.
Cáncer de vesícula
La  vesícula es un órgano pequeño cerca del hígado que libera bilis, lo que ayuda a  la digestión, especialmente de las grasas. El 60 por ciento de las personas obesas tienen riesgo de sufrir este cáncer y el 20 por ciento de los que tienen sobrepeso.
Tener historial de  cálculos biliares es un factor de riesgo de riesgo, y estos cálculos  son más comunes entre personas con exceso de peso.
Cáncer de ovario
Un excedente de 5 puntos en el IMC aumenta en 10 por ciento este tipo de cáncer.  Al igual que los cánceres de mama y endometrio, el cáncer de ovario  también puede ser alimentado por el estrógeno producido por la grasa. También puede ocurrir por una disfunción metabólica como la resistencia a la insulina.
Cáncer de páncreas
Las personas obesas tienen 20 a 50 por ciento más riesgo que  las personas con  peso normal. El páncreas es  un órgano importante en la salud metabólica, ya que es donde se fabrica la insulina, y los problemas de insulina pueden aumentar el riesgo de cáncer. Además, el páncreas está rodeado de grasa, que puede producir inflamación y desencadenar el crecimiento células malignas.
Cáncer de riñón
El cáncer de células renales es el  tipo más común de cáncer de riñón,  y tiene doble de incidencia en personas con sobrepeso u obesas. La resistencia a la insulina también puede contribuir al riesgo de sufrir este cáncer. Además, los  riñones están en un lecho de grasa, y es probable que la inflamación en ese tejido adiposo también influya en esta enfermedad.



«
Next
Entrada más reciente
»
Previous
Entrada antigua

No hay comentarios:

Pregunta u opina