Suscríbete

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más

Lo último

Calcificaciones mamarias

Cáncer avanzado

Cáncer precoz

¿Por qué aparece el cáncer de seno?

Las famosas y el cáncer de seno

» » Esta son la 6 verdades del cáncer de mama que debes conocer


El cáncer de mama es hereditario, es esporádico, puede dar a cualquier dad, también afecta a las embarazadas y a los hombres. ¿Cuánto de verdad hay en todo esto? En esta nota abrimos paso a la verdad.


El cáncer de mama es uno de los tipos más comunes de cáncer. De acuerdo con la Sociedad Americana de Cáncer,  las probabilidades de que una mujer desarrolle esta enfermedad es 1 de cada 8 mujeres. ¿Pero quiénes tienen mayor riesgo de desarrollar cáncer de mama?  En esta nota desciframos  varias verdades.
1.     Solo tienen cáncer de mama las que tienen antecedentes de cáncer en la familia
Es uno de los conceptos erróneos más populares. Apenas 1 a 10% de pacientes tienen cáncer de mama hereditario. La mayoría de mujeres, un 70%,  desarrollan cáncer de mama esporádico, es decir sin causa aparente,  sin ningún componente hereditario. Por ello es tan importante hacerse la mamografía anual a partir de los 40 años porque uno no sabe cuándo le puede  tocar. Y las que tienen antecedentes familiares deben iniciar su mamografía a partir de los 35 años.
2.   Si tu mamá tiene o tuvo  cáncer de seno el riesgo de que lo tengas es mayor
Esta es una percepción errónea muy  común. Los genes de una persona, por sus orígenes, se dividen entre el padre y la madre, por tanto se tiene que mirar ambos lados del árbol familiar al evaluar los riesgos.
Los familiares de primer grado (una madre, una hermana o una hija) son los más importantes para evaluar el nivel de riesgo de cáncer de seno. También se debe analizar  a las hermanas y la madre del  padre (línea paterna). 
3.   El cáncer de mama es exclusivo de las mujeres
Si  bien los hombres tienen 100 veces menos probabilidades de desarrollar cáncer de mama que las mujeres, eso no los libera de esta  enfermedad, sobre todo a partir de los 60 años de edad.  
Por lo general, a los hombres se les diagnostica cáncer de mama en etapa avanzada, pero el Journal of Clinical Oncology dice que ellos tienen  una tasa más alta de supervivencia que las mujeres debido a que  los hombres no tienen exposición a estrógeno y progesterona, no dan de lactar y tienen muy pocos conductos y lóbulos, que es donde comienza el cáncer de mama. En otras palabras, su riesgo es mucho menor que el de las mujeres.
4.   Un bulto o tumor es indicativo de cáncer de mama
Debido a que hemos sido condicionadas a buscar bultos  durante el autoexamen de los senos, nuestros temores se disparan automáticamente si  sentimos uno. Pero todavía no hay razón para entrar en pánico.  “La gran mayoría de mujeres que palpan  una masa o bolita en sus senos no tendrán cáncer”, dice Otis Brawley, director médico de la Sociedad Americana del Cáncer.
De hecho, el 75% de las bolitas de la mama no son cáncer, se trata más bien de tumores benignos  como quistes  o fibroadenomas. También podría estar relacionada con su ciclo menstrual, que al finalizar la regla  los aparentes bultos desaparecen.
Más allá de ello, cualquier bulto en la mama debe ser  visto ecográficamente o por mamografía.
5.    Las mujeres jóvenes no tienen cáncer de mama
El desarrollo de cáncer de mama es una posibilidad a cualquier edad,  pero es verdad que el riesgo es mayor en mujeres mayores, especialmente entre los  55 años a más.
Ahora, un cáncer de mama en una mujer joven no es lo mismo que en una mujer vieja.  En las mujeres jóvenes, menores de 40 años, el cáncer es más agresivo y las  tasas de supervivencia son más bajas. Las investigaciones incluso sugieren que el cáncer de mama antes de los 40 años  biológicamente es diferente al cáncer que enfrentan las mujeres mayores, por lo que el tratamiento es más complicado.
Otro problema es la dificultad en la detección del cáncer en mujeres jóvenes debido a que  tienen el  tejido mamario más denso.  A medida que envejecemos, los niveles de estrógeno generalmente disminuyen y la densidad se reemplaza con el tejido graso que es más fácil de evaluar. Es por eso que, sin importar la edad, si notas cambios en tus senos, debes ir a un consultorio especializado en enfermedades de la mama.
6.    No puedes tener cáncer de mama cuando estás embarazada.
Lamentablemente,  durante el embarazo sí es posible tener cáncer de mama. Según un estudio publicado en Reviews in Obstetrics & Gynecology, el cáncer de mama es la segunda neoplasia maligna más común que afecta el embarazo y aproximadamente 1 de cada 3000 mujeres embarazadas desarrollan esta enfermedad.

«
Next
Entrada más reciente
»
Previous
Entrada antigua

No hay comentarios:

Pregunta u opina