¿Qué exámenes preventivos debes realizarte a partir de los 40 años?


Cáncer de mama, depresión, trastornos  tiroideos, diabetes, son algunas de las enfermedades que tienen prevalencia a partir de los 40 años. ¿Cómo puedes detectarlo? Encuentra los detalles en esta nota.

A medida que envejecemos hay una mayor incidencia de  enfermedades. Si bien tener 40 años no es señal de vejez, es el umbral en el que la mujer puede experimentar una serie de trastornos en su salud, siendo las más importantes la  enfermedad cardíaca, el cáncer de mama o el trastorno metabólico.
En medicina la palabra mágica es prevención, y es lo que todas las mujeres deben hacer de manera especial a partir de los 40 años. Esto puede ayudar a diagnosticar  y tratar enfermedades antes de que se conviertan en problemas importantes.
Descarta  o diagnostica cáncer de mama
A medida que envejecemos las células del  cuerpo tienen más posibilidades de cometer errores al dividirse, y esos errores derivan en  mutaciones celulares que se convierten en cáncer.  El cáncer de mama tiene mayor incidencia a partir de los 40 años, después de la menopausia.   Según el Instituto Nacional del Cáncer de Estados Unidos,  12.4% de mujeres mayores de 40 tienen probabilidades de desarrollar esta enfermedad, por ello es importante empezar a partir de esas edad con las mamografías anuales.  Y si tienes antecedentes familiares de cáncer de mama,  empieza a  los 35.
¿Por qué subes de peso y no bajas?
Durante la menopausia el estrógeno disminuye generando cambios en el metabolismo, en el equilibrio hormonal y en la salud del corazón. Ganar peso a esta edad es  lo peor que nos puede pasar  porque se hace más difícil perder peso. A partir de los 40  el metabolismo  tiende a disminuir un 5% cada diez años, por lo que es necesario controlar la  dieta, evitar el estrés y poner más énfasis en la actividad física. Mantenerte activa es la clave. Si tienes problemas para controlar tu peso, busca asesoría nutricional y endocrina para modificar tus hábitos.
Hay que fijarse en la tiroides
La disfunción tiroidea es el desequilibrio hormonal más común en las mujeres. Aproximadamente el 13% de ellas, de  entre   35 a 65 años de edad,  tienen hipotiroidismo (tiroides poco activa), por lo que a partir de los 35 años es una buena idea hacerse un examen de tiroides  al menos cada cinco años. Después de cumplir los 50, el examen puede ser en tiempos más cortos debido  a que algunos trastornos de la tiroides son más frecuentes después de la menopausia.
¡Cuidado con el colesterol!
La prueba de  colesterol  o perfil lipídico es muy importante para evaluar  el riesgo de enfermedad cardíaca, la cual aumenta con la edad.
El perfil  lípido es un examen de sangre que se realiza en ayunas y  sirve para ver los niveles del  LDL (colesterol malo), HDL (colesterol bueno) y los  triglicéridos, que si están  elevados afectan el corazón y producen infarto cardiaco. El 22% de mujeres fallecen por esta causa en el mundo, lo que significa que es más mortal incluso que el cáncer. Si sabes cómo está tu perfil lipídico, puedes modificar tu dieta y tu actividad física para mejorar tu salud. 
Cuando la presión arterial amenaza. Una vez que ingresas a la base cuatro, es muy importante controlar la presión arterial al menos una vez al año. La presión arterial alta es un factor de riesgo importante para la enfermedad cardíaca y el  accidente cerebrovascular, que rara vez tiene algún síntoma. La presión arterial normal es inferior a 120/80 mm Hg. 
¿Tendré diabetes?
Las mujeres con  sobrepeso u obesidad deben hacerse una prueba de glucosa en sangre en ayunas o una prueba A1C (examen de sangre que proporciona un promedio de sus niveles de azúcar en los últimos 3 meses) para descartar diabetes. La obesidad está relacionada con la diabetes tipo 2, que es una diabetes prevenible cambiando hábitos en la alimentación y la actividad física.
Examen de la vista
Si tienes dificultades para ver de lejos o leer, no es necesariamente por  una enfermedad en la vista. A los 40 años la pérdida de visión es notoria. Si bien el desarrollo de la presbicia (problemas para leer de cerca) no es peligroso, es importante diagnosticar para saber qué anteojos usar.
La Asociación Americana de Optometría recomienda realizar un examen ocular al menos cada dos años a   partir de los 18 años, sin embargo, una vez llegado a los  40, la evaluación se vuelve más importante aún. A partir de esa edad, debes chequearte cada  tres años detectar  glaucoma y/0  enfermedad de retina.

El examen ginecológico es importante

A los 40 la mayoría de mujeres ya no procrean hijos regularmente y por lo general tienen una relación monógama, pero nunca debes dejar de hacerte tus exámenes ginecológicos. Una prueba de Papanicolau cada tres años y una prueba de VPH (Virus Papiloma Humano, causante del cáncer de cuello uterino) cada cinco.  Si tienes nueva relación, o múltiples parejas o sospechas que tu pareja tiene otras parejas, entonces debes someterte  a examenes regulares de  ETS (Enfermedad de Transmisión Sexual) y de VIH (sida).

La depresión está presente
Para algunas mujeres llegar a los 40 años puede convertirse en una etapa especialmente vulnerable. A veces los estados de ánimo cambian cuando se acerca la  menopausia. Los cambios hormonales pueden jugar un papel, pero cualquiera sea la causa, las mujeres de 40 a 59 años tienen tasas más altas de depresión en comparación con las adolescentes. Muchas mujeres de 40 años también experimentan ansiedad excesiva, por lo que es necesario pasar por evaluación profesional.


About Senos Libres

0 comentarios:

Publicar un comentario