Header Ads

Atenta: mira estos síntomas poco conocidos del cáncer de mama


¿Dónde se desarrolla el cáncer de mama? Se desarrolla en  el lobulillo, que es la glándula que produce la leche, y en  los conductos mamarios que transportan la leche. 

El tumor nunca aparece en la piel ni en el músculo del seno. Solo si fuese Enfermedad de Paget se hablaría de cáncer en la piel del pezón porque este tipo de cáncer afecta esa parte del seno,  y  también la areola causando descamación y escozor. 

¿Por qué entonces se  dice que si la piel del seno se pone gruesa o como piel de naranja es señal de cáncer? Es que la piel del seno cambia de textura y  forma cuando el cáncer ha  avanzado; cuando el cáncer se ha infiltrado en la piel. No es un síntoma primario o inicial del cáncer.

¿El cáncer de mama solo afecta el seno?
No. No se desarrolla  única y exclusivamente en el seno. Su presencia se puede notar también en la axila en forma de  bulto,  bolita o  tumor. Esto se debe al crecimiento o aumento de tamaño del ganglio, que es por donde migra o se extiende el cáncer de mama.

Muchas veces los primeros síntomas del cáncer de mama se presentan en la axila antes que en el seno.  En la mayoría de los casos el cáncer de mama cuando está avanzado drena por los ganglios de la axila,  que se convierte en la primera estación del cáncer. Por eso es importante examinarse las axilas durante el autoexamen de mamas.

¿El cáncer de mama se relaciona con dolor de  huesos?
El dolor de huesos en la cadera o  en la rodilla puede ser señal de cáncer de mama avanzado sin necesidad de que  note síntoma alguno en el seno. Si  los huesos se ven destrozados en la radiografía -no tiene nada que ver con la osteoporosis-,  se  puede concluir que se trata de  cáncer de mama. 

Un cáncer de mama que no se percibe en el seno puede convertirse en metástasis (cáncer) en el cerebro.  Si hay cáncer en el cerebro hay  visión doble o pérdida de visión de un ojo o de ambos ojos; con pérdida de fuerza, como si se tratara de un problema neurológico.  Cuando hay estos síntomas sin antecedentes aparentes de cáncer de mama, es necesario acudir al médico para los exámenes correspondientes.

Un seno  más grande que el otro. No esperes hallar un bulto en el seno para pensar en cáncer. Si una de las mamas aumenta de volumen, crece de manera inesperada, sin razón aparente, y a medida que  se pone más grande también se pone más dura, es señal de alerta.
La secreción por el pezón es un síntoma conocido
Hay dos tipos de secreción por el pezón que se asocia con el cáncer de mama: la secreción puede ser tan transparente como el agua o puede ser como sangre. En cambio, una secreción medio amarillenta, un poco clara, puede ser síntoma de otra enfermedad benigna como la ectasia ductal. Lo mismo, si la secreción es oscura, color café o chocolate, puede  tratarse de papiloma intraductal. Ante cualquier situación es imprescindible acudir a un consultorio de ginecología o de mastología.

El pezón hundido es señal de alerta
Si el pezón se sumerge o empieza a hundirse,  podría tratarse de cáncer de mama debido a que el tumor, a medida que crece,  jala el pezón para adentro. A eso se le llama retracción del pezón.  Y cuando el pezón y la areola se invierten (se meten para adentro de la mama o se hunden) se llama pezón invertido.

La piel del seno enrojecida

Cuando la piel del seno se enrojece como si le hubiera dado insolación solar, podría significar cáncer de mama.  La piel del seno también se enrojece por infecciones como la mastitis,  pero si  en una semana o quince días  no mejora con los antibióticos,  es necesario acudir a un servicio de mastología o patología mamaria.

No hay comentarios