El cáncer de mama triple negativo: ¿cómo es y cómo se trata?


El cáncer de mama triple negativo es el tipo menos común de cáncer de mama, por ello es considerado como un cáncer raro a pesar de que  más de 10% de mujeres tienen este tipo de cáncer.  Lamentablemente este cáncer afecta principalmente a las mujeres jóvenes, pero también a mujeres entre 40 y 50 años.

Se llama cáncer de mama  triple negativo porque es un cáncer que no depende de  las hormonas (estrógeno y progesterona) para desarrollarse, como ocurre en la mayoría de los cánceres de mama. Un triple negativo es,  como su nombre lo indica, negativo para esas hormonas. Esto hace que sea un cáncer de mal pronóstico debido a que no hay tratamientos concretos -más allá de la cirugía, quimioterapia y radioterapia-  como sí lo hay para el cáncer de mama positivo. No obstante, el  triple negativo también puede ser tratado con quimioterapia, pero la mayoría de veces no responde al tratamiento, y cuando eso ocurre el cáncer se disemina a otros órganos del cuerpo haciendo que la sobrevivencia  sea corta, de 10 a 12 meses como promedio.
A pesar de este mala noticia, recientes estudios señalan que este cáncer puede responder favorablemente al tratamiento  combinado de quimioterapia con inmunoterapia. La inmunoterapia es un  tipo de tratamiento (fármacos, terapias  producidas en laboratorio, vacunas)  que ayuda a potenciar el sistema inmunológico natural del cuerpo (sistema de defensa) para que pueda luchar contra el cáncer. Este tratamiento evitaría que el cáncer se extienda a otros órganos (metástasis), también tendría capacidad  de destruir las células malignas o, si no hace eso, puede detener y retrasar el crecimiento de los tumores.
Según esta nueva investigación, realizada en la Universidad Queen Mary de Londres, si la paciente recibe una vez por semana esta terapia combinada (quimioterapia e inmunoterapia atezolizumab) la superficie del cáncer se  “endurece"  haciendo que el sistema inmunológico  reconozca mejor al cáncer y lo ataque como a un objeto extraño. Este tratamiento reduciría el riesgo de muerte o el avance  del cáncer hasta en un 40%.
"Estos resultados son un gran avance, tiene un beneficio sustancial de supervivencia. El cáncer de mama triple negativo es una forma agresiva de cáncer de mama; hemos estado buscando desesperadamente mejores opciones de tratamiento. Es particularmente trágico que las afectadas sean a menudo jóvenes. Me complace que al usar un combinado de  la inmunoterapia y la quimioterapia podemos extender significativamente la vida en comparación con el tratamiento estándar de la quimioterapia sola", dijo el autor de esta prueba, Peter Schmid, profesor de Medicina del Cáncer en la Universidad Queen Mary de Londres y director clínico del Centro de Cáncer de Mama en el Hospital St Bartholomew. (Esta nota se elaboró con información de Science Daily).

Comparte en Google+

About Senos Libres

Senos Libres es un informativo digital temático sobre prevención de Cáncer de Mama ideado y publicado por Dione Blas.

0 comentarios:

Publicar un comentario