Evita y controla los quistes mamarios con estos alimentos


¿Cómo se tratan los quistes simples? Al ser  bolsitas con contenido líquido no se operan, solo pueden aspirarse. Sin embargo, sí es posible evitar que aparezcan, aumenten de tamaño o se multipliquen  evitando ciertos alimentos o  privilegiando otros, según el médico italiano Gianluca Pazzaglia, cuya versión tomamos para elaborar esta nota.



Los quistes mamarios son  un problema frecuente en los senos. Se trata de pequeñas  “bolsas” del tamaño de un garbanzo o incluso más pequeño, que  contiene líquidos, aunque  algunos tienen un contenido sólido y a esos se les llama quiste complejos o quistes complicados.
El tratamiento de los quistes simples,  si no causan molestia, no pasa nada, pueden desaparecer solos, pero si causan malestar puede retirarse  el líquido con una simple aspiración con aguja, pero si es un quiste complejo se debe hacer una biopsia y una cirugía.
¿Cómo se originan los quistes?
Los lóbulos mamarios se bloquean con frecuencia y eso  puede llevar a que se acumule líquido en su interior, dando lugar  a la aparición de quistes.
También es posible que si están aislados tengan un origen hereditario, pero no es común.
Sin embargo, lo más frecuente se debe a  cambios benignos en el tejido de las glándulas mamarias (mastopatía), que generalmente aparece en la menopausia. Esto quizás se deba a los desequilibrios hormonales que ocurren en esta etapa del ciclo, pero también a los cambios en el carácter fibroquístico (cambios espontáneos comunes y benignos en el tejido mamario). Es un cambio normal, por lo que es muy común que estos quistes también aparezcan en senos sanos.
Cuando hay altas concentraciones de xantina en la dieta (café, té, chocolate, mariscos o bebidas carbonatadas, como la cola y similares),  así como una dieta deficiente de frutas y verduras, aumenta el riesgo de quistes mamarios.
Un factor de riesgo que aumenta la aparición de quistes y también de tumores benignos como malignos,  es la obesidad.  Si ese es tu caso, baja de peso y  reduce el índice de grasa corporal.
Hábitos para evitar la aparición o aumento de quistes
Se puede evitar los quistes mamarios o disminuirlos e incluso eliminarlos porque todo está a tu alcance, no requiere mucho esfuerzo económico,  solo mucha voluntad y mayor cuidado de tu cuerpo y de tus senos.  Ojo: los alimentos juegan un rol muy importante en la prevención de cualquier enfermedad, pero si haces ejercicios (correr, bailar, hacer deporte, lo que más te guste) los resultados serán mayores. ¡Manos a la boca!
Reducir las grasas refinadas y los carbohidratos.
Los tejidos de la mama son muy sensibles a las dietas ricas en grasas, especialmente las saturadas (animal)  y trans (grasas parcial o completamente hidrogenadasy los carbohidratos, ya que aumentan los niveles de estrógeno. La sobreproducción de estrógeno estimula el tejido mamario causando dolor, la formación de quistes y fibroadenomas y un mayor riesgo de padecer cáncer de mama y otros tipos de cáncer ginecológico.
Las grasas saturadas son, por ejemplo,  la mantequilla, el aceite de palma y de coco, el queso y la carne roja. No excluirlos, pero sí comer moderadamente. Contrariamente a ello, aumenta  grasas Omega-3 que se encuentran en los pescados fríos y profundos, como el salmón.
Más aceite vegetal con ácidos grasos
Consume sin restricciones el aceite de oliva, considerado como un buen aliado para reducir el riesgo de cáncer de mama debido a que contiene ácido graso Omega 9. También puedes considerar el aceite de semilla de lino,  de nueces,   de onagra,  que son ricos en ácidos grasos omega 6, que ayudan a aliviar  la sensibilidad de los senos a medida que disminuye la inflamación. El aceite de Moringa también es rico en ácidos omega 9, 6 y 3,  y es una de las principales fuentes de antioxidantes naturales.
Los antioxidantes ayuda a prevenir enfermedades en los senos.
Alimentos que pueden ayudar
El consumo de fibras de origen vegetal (especialmente granos enteros y frutas) es importante para eliminar el exceso de estrógeno. Las verduras crucíferas como el brócoli, la col, las coles de Bruselas y el nabo, contienen indol-3-carbinol. Este compuesto reduce la capacidad del estrógeno para adherirse al tejido mamario.
Estas verduras deben comerse cocinadas para que no bloqueen la tiroides.  Es recomendable comer al menos dos raciones a la semana de y, si es posible diariamente y alternando los vegetales. También se puede tomar el extracto de brotes de brócoli o verduras crucíferas. Una dieta rica en alimentos integrales y baja en grasas animales es una gran aliada.   Reducir el consumo de frutas dulces, como las bananas y las frutas secas, que  elevan los niveles de insulina.
La fibra de los  vegetales, frutas y  granos enteros  hace que las  toxinas y los estrógenos se unan en el intestino, pudiendo eliminar a través de las heces.
Eliminar productos lácteos
Es recomendable eliminar los productos lácteos, especialmente la leche, de la dieta diaria, salvo que la leche provenga de  granjas o de lugares donde los animales no reciban hormonas o medicamentos
Elimina la cafeína y el chocolate
Evita  productos a base de cafeína en exceso, como café, té, bebidas como cola, chocolate y cerveza sin alcohol. Estas bebidas contienen metilxantina que puede producir una estimulación excesiva del tejido mamario en algunas mujeres. Para muchos, dejar de comer chocolate puede ser muy difícil, pero si tienes dolor en los senos, quistes, enfermedad fibroquística en la mama,  es necesario para evitar los síntomas. Prueba al menos durante un mes  esta recomendación y a ver qué pasa.
El cardo mariano (Silybum marianum)
El hígado debe estar completamente sano y funcionar correctamente, ya que una función hepática adecuada facilitará el metabolismo adecuado de los estrógenos y ejercerá un control adecuado. Es un buen antioxidante y, además, tiene efectos antineoplásicos (previene el desarrollo de células cancerosas).



Comparte en Google+

About Senos Libres

Senos Libres es un informativo digital temático sobre prevención de Cáncer de Mama ideado y publicado por Dione Blas.

0 comentarios:

Publicar un comentario