Bolita de grasa o lipoma en los senos: ¿qué es y cómo se debe tratar?


 El lipoma no es otra cosa que una bolita o tumor de grasa que crece en la glándula mamaria. ¿Este tumor puede transformarse en cáncer? Descubre estos y otros detalles en la siguiente entrevista a una especialista en enfermedades del seno.




La bolita de grasa, conocida médicamente como lipoma, es un tumor benigno que aparece en los senos de las mujeres y también de los hombres entre los 40 a 60 años, lo que no quiere decir que personas más jóvenes no lo tengan.

Los lipomas son comunes a nivel de otras áreas del cuerpo (espalda, hombros, cuello, cabeza y en menor medida en brazos, nalgas y muslos), aparecen como bolitas bajo la piel, en algunos casos pueden ser malignos (liposarcomas), por lo que su diagnóstico es importante.

¿Un lipoma en los senos da síntomas? La doctora Frida Gonzales Montufar, ginecóloga, oncóloga y mastóloga de la Clínica Inppares de Lima, tiene una respuesta para esta y otras preguntas relacionadas a las bolitas de grasa.

Doctora, ¿qué características tiene una bolita de grasa o un tumor de grasa?
Los tumores de grasa son tejidos lipomatosos, tienen célula propia, y son tumores benignos. Los tumores de grasa, como le llamas, es un lipoma de la glándula mamaria. Si se define que es un lipoma la conducta es observarla, pero si tiene un crecimiento exagerado y que cause muchas molestias,  se procede a la intervención quirúrgica. Pero en realidad esos tumores de grasa son tumores benignos circunscritos.  Son tejido de grasa.
¿Hay alguna causa que propicia el desarrollo de estos tumores  de grasa?
Indudablemente nuestro organismo genera una gran variedad de células anormales, pero si hablamos de los tumores lipomatosos o las bolitas de grasa,  en realidad esto es un tanto al azar, cada organismo tiene disposiciones genéticas de poder desarrollar células anormales. No hay una causa por sí  que me pueda decir “ahora me va a salir el tumor de grasa porque como demasiada grasa”. No tiene nada que ver, en absoluto. Ahora, la glándula mamaria es diferente en  una mujer joven, en mujer menopáusica, en una mujer posmenopáusica o en  una  mujer adolescente. Tiene que ver mucho los cambios hormonales. Cuando la mujer deja de reglar el tejido mamario involuciona y predomina el tejido graso, por eso  las mamas de una mujer menopáusica y posmenopáusica son caídas porque ya no hay el ligamento que lo sostenga; no hay un tejido fibroso de la glándula propiamente que la mantiene. Ya se reemplaza de grasa.
¿La obesidad podría tener alguna relación con los lipomas mamarios?
No necesariamente, pero puede tener lipomas pequeños. Los lipomas son tumores encapsulados. Tumores delimitados, blandos, diferente al tejido propio de la mama. La obesidad no significa igual a mama grasa porque en la glándula mamaria de una obesa hay tejido mamario si es joven. En cambio predomina el tejido graso cuando ya es posmenopáusica, es decir, estamos hablando de los 50 a 60 años. Pero sobrepeso no es igual a una mama con nódulos grasosos.
Leí que en el desarrollo de lipomas hay una tendencia hereditaria. ¿Usted corrobora eso o no está de acuerdo?
Los  lipomas se presentan en cualquier parte del cuerpo de partes blandas. 
En las glándulas mamarias no son tan frecuentes los lipomas. ¿Hereditario? Todos tenemos una genética en cuanto a nuestras enfermedades,  como el cáncer. El cáncer es genético. Los lipomas no necesariamente son  hereditarios, de ninguna manera.
¿Los lipomas mamarios pueden aparecer a cualquier edad?
Generalmente se da en mujeres que tienen un sistema hormonal adecuado, ya formado, maduro. Es raro encontrar lipomas o lipomitas en niñas o adolescente, pero  todo es posible porque en medicina no hay nada absoluto. A veces hay rarezas. Hay tumores lipomatosos que tienen predisposición neoplásica, y estos son los liposarcomas. Pero en la glándula mamaria es raro encontrar un liposarcoma que es un cáncer del tejido graso. Es muy raro eso, prácticamente yo no lo he visto.
O sea, ¿un lipoma mamario jamás se convertiría en cáncer?
No. Lipomas son tumores benignos y los liposarcomas son cáncer. Hay liposarcomas en piernas, brazos, en diferentes partes del tejido blando de nuestro cuerpo, pero en mamas no.
Usted, por su experiencia y adiestramiento, ¿puede determinar en la revisión si un  tumor es lipoma o  requiere de más estudios para llegar a esa conclusión?
Indudablemente la clínica, es decir la palpación, tiene un rol muy importante, pero nos ayudamos de los exámenes de imágenes como las ecografías. Las ecografías van a delimitar tumores sólidos de tumores quísticos. El lipoma, de acuerdo a la localización, muchas veces está a nivel del tejido graso y eso lo  puedo delimitar con  la ecografía, pero al fin y al cabo, quien da el diagnóstico final es la biopsia. Pero los lipomas son muy fáciles de palpar clínicamente porque son tumores blandos, delimitados, remitentes. No es común encontrar lipomas en  la glándula mamaria, pero hay. A veces se confunde con la grasa propia del tejido mamario. Entonces, quien define la naturaleza del tumor es la biopsia.
¿De todas maneras hay que biopsiarlo?
Clínicamente ayuda bastante, hay que ver la evolución, hay que ver el seguimiento, hay que ver el  tamaño para decir esto lo saco o lo dejo. No son tumores que causen alarma. Es como los tumores en las jóvenes que tienen fibroadenomas; eso se observa y si son pacientes que tienen mucha cancerofobia se insiste en las biopsias para definir y darle tranquilidad al paciente.
Una vez que la biopsia confirma que el tumor es lipoma, ¿hay que sacarlo?
Los lipomas, en su mayoría de veces, se mantienen como una conducta expectante. Hay que observarlos, hay hacerles un seguimiento, salvo que crezca demasiado grande, incomoden a la paciente, se opta por una cirugía. Pero en realidad el manejo es observar. El manejo es expectante cuando son tumores pequeños.
¿Un lipoma puede volver a aparecer en el mismo sitio de donde se extrajo el tumor?
Puede ser, no es lo habitual. Es bien raro que los lipomas, una vez retirados, recurran. Su frecuencia es de baja incidencia.
¿Los lipomas dan  síntomas o su desarrollo es intrascendente?
Son hallazgos en su mayoría casuales, salvo que sean tumores grandes que se puedan confundir con la glándula mamaria.
¿Pueden aparecer lipomas también en la axila siendo la axila parte de la glándula mamaria?
Claro. Donde hay tejido graso ahí se forman los lipomitas, y la axila está rodeada de piel y de ahí viene el tejido graso y al final las estructura propias de la glándula mamaria de la axila.
¿Quisiera resaltar algo más sobre el tema tratado?
En la patología mamaria o enfermedades de la glándula mamaria, si hablamos de cifras,  del cien por ciento de las enfermedades de la glándula mamaria el ochenta por ciento corresponde a patologías benignas. En realidad no deben causar alarma. Hay un veinte por ciento de mujeres que sí pueden tener cáncer, pero la mayoría de las enfermedades son benignas. Si hablamos de lipomas en glándula mamaria, es baja su incidencia.  En la glándula mamaria tenemos tumores benignos como fibroadenomas, quistes mamarios, la dilatación de los conductos que se llama ectasia ductal, los papilomas y los lipomas, que son raros. Si una paciente se toca cualquiera de esos nódulos, lo primero que piensa es en un cáncer, pero eso va a depender mucho de la edad, por tanto tiene que saber que la gran mayoría de las enfermedades son benignas, pero dependiendo de la edad. No es lo mismo un tumor en una mujer de 25 años que en  una mujer de 60 años. Ahí es donde se marca la diferencia. Pero en realidad la glándula mamaria tiene una variedad de enfermedades y en su gran mayoría son benignas. Por ello es importante acudir a una evaluación y en su examen ginecológico siempre debe tener el examen de la glándula mamaria para saber  si estamos o no frente a una enfermedad de la glándula mamaria.
¿Al decir examen se  refiere a la mamografía?
Sí. Pero primero tiene que hacerse el examen clínico:  tocar, palpar, ver las características, y de ahí, según la edad, se le pide los exámenes adicionales como mamografías y ecografías partir de los 40 años, y las ecografías según el caso. (Dione Blas).

Comparte en Google+

About Senos Libres

Senos Libres es un informativo digital temático sobre prevención de Cáncer de Mama ideado y publicado por Dione Blas.

0 comentarios:

Publicar un comentario