Lo último

Diagnóstico del cáncer

Causa y origen del cáncer

Cáncer hormonal

Senos fibroquísticos

Mastitis

¡Autoexamínate!

Microcalcificaciones de mama: la biopsia con arpón puede detectarla a tiempo




Las microcalcificaciones  son partículas  de calcio, como los granos de azúcar blanca o sal, que aparecen en el tejido de la glándula mamaria, sobre todo de mujeres mayores que están en etapa de la pre o post menopausia.  
Por lo general, las microcalficicaciones son de tipo benigno, pero hay ciertas microcacificaciones que pueden ser cáncer. 
¿Qué características hacen sospechar que una microcalcifcación puede ser maligna? ¿Qué se hace si eso ocurre?  El médico radiólogo Erick Flores Revilla, jefe del Servicio de Diagnóstico por Imágenes del hospital Adolfo Guevara  EsSalud del Cusco,  tiene respuesta para estas y otras interrogantes en la siguiente nota.

Doctor Flores,  desde el Cusco,  donde  usted trabaja,  nos llega la noticia del uso del arpón quirúrgico para detección del cáncer de mama precoz.  ¿De qué se trata?
El cáncer de mama se puede manifestar de varias maneras, una de ellas es nódulo o masas que la mujer se puede palpar. Pero hay otra forma que son microcalcificaciones y esas no se palpan, solo se detectan por mamografía. Esas microcalcificaciones hay que extirparlas  para saber si realmente son cáncer. La idea es extirpar las microcalcificaciones pero sin dañar mucho la mama, y el arpón es como una aguja que permite localizar y extirpar solo una pequeña zona de esa pieza.  Luego de extirparla el patólogo examina esa pieza para saber si es cáncer o es benigno.
¿El arpón se usa solo para microcalficaciones o se usa en otro tipo de tumores de mama?
Se utiliza exclusivamente en microcalcificaciones.
¿Qué secuelas deja la biopsia por arpón quirúrgico?
Como  se hace un pequeño corte a la zona quirúrgica se puede inflamar un poco, pero eso depende mucho de la reacción del propio paciente. Cada  persona reacciona de distinta manera. En general mayores complicaciones no hay, salvo el dolor normal que hay después de un procedimiento invasivo.
¿Ese procedimiento es ambulatorio?
La  biopsia con arpón se hace en sala de operaciones, como una cirugía grande. Lo que pasa es que cuando uno pone un arpón la pieza quirúrgica rápidamente va a anatomía patológica, y el patólogo rápidamente responde si es positivo o no. Si es positivo,  amplían la cirugía porque tienen que extirpar todo el  área alrededor de la enfermedad para asegurarse que haya salido todo el cáncer, y eso puede acabar en una cirugía más grande. En cambio, si el patólogo responde que la prueba es benigna, cierran inmediatamente, pero la paciente tiene que estar en sala.
Se dice que las calcificaciones mamarias aparecen a medida que la mujer envejece, cuando entra en fase de menopausia. ¿Es un problema vinculado con la edad?
No. En general en la mama existen varios tipos de microcalcificaciones  y la mayor parte de mujeres pueden tener microcalcificaciones pero son benignas. Son calcificaciones que le llamamos perladas o son calcificaciones vasculares, de los propios vasos, que se calcifican producto de la edad. Pero hay un tipo especial de micrcalcificaciones que se llaman  calcificaciones pleomórficas, y solo ese tipo de calcificaciones se van a biopsiar porque son sospechosas de malignidad.

Las calcificaciones mamarías no se ven por ecografía porque no tiene alta resolucion, solo se ven por mamografía
¿Qué significa que sean pleomórficas?
Significa que las microcalcificaciones tienen forma de letras chinas; son calcificaciones desordenadas. Su forma es de piedra chancada, de algo irregular. En cambio las calcificaciones benignas son de forma redondita o alargadas, tiene  formas diferentes. Pero el radiólogo se da cuenta cuándo una microcalcificación puede ser sospechosa y cuándo no, y de ello va depender si se hace la biopsia o no. La mayor parte de calcificaciones tienen apariencia benigna, ahí no hay que hacer nada.
¿O sea la sospechosa de que una microcalcificación pudiera ser cáncer se sustenta básicamente en la forma?
Sí, está sustentada en la forma de la microcalcifiación. Justamente cuando diagnosticamos eso hablamos de  un cáncer in situ, de un cáncer que recién está empezando. Ahí hablamos de un diagnóstico muy precoz.
Uno de los temas más conocidos en microcalcificaciones sospechosas  es cuando estas se  agrupan.
Precisamente cuando  esas  microcalcificaciones son  agrupadas en una pequeña área de la mama, máximo de un centímetro o medio centímetro cuadrado, usamos el arpón.  La idea con el arpón es ubicar esa pequeña zona para extirpar y no  dañar el resto del tejido mamario que estaría sano. Cuando son benignas las microcalcifaciones están dispersas en toda la mama y uno se da cuenta con facilidad que no tiene importancia.
¿Qué pasa si las microcalcificaciones aparecen en forma lineal, como en fila?
Hay ciertas características de que pueda ser señal de alarma, pero también entran en el grupo de pleomórficas porque tienen ciertas características anómalas. Los radiólogo tenemos unas tablas y sabemos que pueden ser malas y que ameritan una biopsia o hacer algo especial.
Así como hay microcalcificaciones hay macrocalcificaciones. ¿Qué pasa con las macro?
Las macro, es decir las calcificaciones grandes, generalmente son lesiones benignas que se calcifican, como por ejemplo fibroadenomas. Una mujer joven puede tener un fibroadenoma de dos centímetros y se calcifican y con los años se vuelve de un centímetro o de medio centímetro. La macrocalcificación significa que algo existió un día y que ya  no tiene  vida, que  es algo muerto, que ya no tiene importancia.
¿Esa macrocalcificación  muerta se deja o se extirpa?
Se deja para siempre. Por ejemplo,  una  mujer que ha tenido mastitis, que ha tenido un hematoma o golpe en la mama,  le puede quedar como secuela una pequeña calcificación que ni la siente, eso queda para siempre en la mama. Es como una cicatriz de alguna herida que uno ha tenido antes.
No sé si la estadística es exacta, pero leí que el 50% de las mujeres mayores de 45 años tienden a tener microcalcificaiones.
No. Yo creo que es un poco menos, un treinta por ciento pueden tener microcalficaciones,  en su mayoría benignas. Las calcificaciones sospechosas, pleomórficas, son mucho menos. Por ejemplo, de cien mamografías que vemos por chequeo, dos podrían tener microcalcificaciones pleomórficas. Es poco. Lo alto, lo que prima,  es cualquier tipo de calcificación benigna, sin importancia.



Adenosis mamaria: ¿Cuál es el riesgo de cáncer de mama?


Puede llamarse adenosis, adenoma o adenosis tumoral, y en cualquiera de los términos se trata de una enfermedad que solo es posible diagnosticar con biopsia. La adenosis esclerosante, una de sus variantes, se asocia con mayor riesgo de cáncer de mama.


La adenosis es una enfermedad benigna que se produce por el agrandamiento de  los lobulillos y el cambio anormal de la  glándula mamaria. Los lobulillos forman parte de los lóbulos y su función  es producir leche. Cada seno contiene de 15 a 20 lóbulos y al tacto se pueden sentir como bultos o bolitas durante el autoexamen, especialmente antes de la menstruación. La glándula mamaria, por su parte, está compuesta por grasa y es la que le proporciona consistencia y volumen al seno. Cuando esa glándula mamaria tiene más tejido que grasa  se convierte en una mama densa, y la densidad mamaria  puede ser  terreno de cultivo para  la adenosis y para el cáncer de mama.
Sobre este particular hemos conversado con el   médico Milko Garcés, prestigioso cirujano oncólogo mastólogo de la Clínica San Felipe, quien nos proporciona detalles interesantes sobre esta enfermedad mamaria.
Doctor,  ¿qué es la adenosis?
Son cambios a nivel de la mama por un crecimiento de los lóbulos de la glándula mamaria. ¿Cuándo ocurre esto? A partir de los 35 años comienza a haber cambios en la mama, un envejecimiento, y es ahí donde comienzan a desaparecer algunos lobulillos y algunos conductos. Todos estos cambios se llaman mastopatía fibroquística. Dentro de la mastopatía fibroquística existe  la adenosis, la adenosis esclerosante,  etcétera, que  son lesiones completamente benignas pero que demuestran cambios a nivel celular de la glándula, de los lobulillos, de los conductos y del aparato de sostén de la glándula mamaria.
Dr. Milko Garcés. oncólogo mastólogo.

¿Digamos entonces que la adenosis es consecuencia de  la edad y del envejecimiento?
Definitivamente. La adenosis ocurre a partir de  los 35 años en adelante.  Es raro que una chica de 20 años  tenga adenosis, puede ocurrir, pero es raro, y se debe a estos cambios a nivel celular.
Cuando hablamos  de fibroadenosis estamos hablando  de lo mismo, de  adenosis. Los fibroadenomas también son conocidos como fibroadenosis.
Ah, ¿fibroadenoma es lo mismo que adenosis?
No. La  adenosis es una cosa. Es el crecimiento del lobulillo. La fibroadenosis o los fibroadenomas son tumores benignos que tienen orígenes diferentes; un origen glandular y un origen  en la parte fibrosa, y son más comunes en mujeres más  jóvenes, entre los 15 a 30 años. Es raro que una mujer de 40 años pueda tener un fibroadenoma, si lo tiene no es nuevo, es un tumor que tiene hace tiempo.
¿Cuando le preguntaba por la fibroadenosis y el fibroadenoma, me referían si son lo mismo, si son sinónimos?
Sí. Lo que pasa es que la nomenclatura ha cambiado, ha ido evolucionando en diferentes países, en diferentes idiomas. Fibroadenomas es lo mismo que fibrodadenosis, pero no es lo mismo que adenosis, son dos cosas completamente diferentes.
También hay adenosis esclerosante, ¿cómo es este tipo de adenosis?
La adenosis esclerosante es el crecimiento de los lobulillos en la glándula mamaria asociado a una inflamación que después se convierte en fibrosis. La  adenosis esclerosante es un término bastante común que se refiere al  crecimiento del lobulillo asociado a una fibrosis del tejido de sostén.
¿La adenosis tiene síntomas típicos que hagan sospechar  que se trata de esta enfermedad?
No. La adenosis es un diagnóstico histopatológico. Es decir, uno hace una biopsia y el patólogo da ese diagnóstico. Es un diagnóstico clínico donde el médico puede palpar o el radiólogo ver una placa y decir es raro. La adenosis es un diagnostico por biopsia.
¿La adenosis puede propiciar el  desarrollo de cáncer de mama?
Se dice que la adenosis puede aumentar discretamente el riesgo de cáncer, pero también la adenosisi está asociada a un tipo de mama, que es un tipo  mama densa o más concentrada. Las mamas densas tienen mayor riesgo de que ocurra adenosis.Y un tipo de mama densa  o más concentrada de por sí ya  tiene un riesgo mayor de tener cáncer de mama.
¿Hay un tratamiento específico para adenosis?
No. No hay ningún tratamiento específico, esto es una respuesta  a la exposición hormonal que han tenido las mamas en el transcurso de la vida, y es simplemente observación. A veces pareciera que una zona tiene mayor concentración de glándula mamaria y radiológicamente no parece nada malo, puede haber un poquito de dolor,  es una zona más endurada, pero no hay ningún tratamiento que ofrecer para una adenosis.
Si no hay tratamiento, ¿qué conducta debe seguir la mujer diagnosticada con adenosis?
Lo que tienen que hacer las mujeres es hacerse un control todos los años, con tranquilidad, en un médico mastólogo, y  el mastólogo tiene  que ser alguien que verdaderamente tenga el título. Debe hacerse un estudio  mamográfico, ecográfico o resonancia, que sea de buena calidad, y si en ese interín tienen alguna molestia, alguna duda, que acudan al médico. Esa es mi sugerencia. Y como te digo, la adenosis es un diagnóstico después de la biopsia, no hay forma de saber que tienes adenosis si no te han hecho la biopsia antes, entonces  no te puedes asustar por algo que no tienen todavía el diagnóstico.
¿Algo más que quiera destacar,  doctor?
La prevención salva vidas y la mejor manera de prevenir no es solamente con  una ecografía, con una mamografía. Es conocer su cuerpo. Nadie conoce su cuerpo como uno mismo. Háganse el autoexamen, siete a  doce días después de haber empezado la regla. Y si sienten algo raro vayan al médico, al mastólogo si tienen la oportunidad. No busquen al internista o al ginecólogo.  O vayan directamente al radiólogo. Diez a quince por ciento de los tumores de mama no se ven en una mamografía, se detectan clínicamente.
Una pregunta final a propósito de la edad y el envejecimiento. ¿Por qué a mayor edad hay mayor riesgo de cáncer de mama?
No solamente cáncer de mama. A mayor edad hay mayor riesgo de cáncer en general porque nuestras células se van reproduciendo y vuelven a reproducirse y  estas  células se van cansando. Hay cambios celulares, pueden haber mutaciones, estas mutaciones hacen que las hijas salgan un poco falladas y al mismo tiempo tengan otras mutaciones y otras mutaciones, y al final terminan  teniendo células cancerosas que tienen hijas cancerosas.



Con telemamografías buscarán combatir creciente incidencia de cáncer de mama avanzado



Con la finalidad de reducir los casos de cáncer de mama en estadios avanzados en el Perú, el Ministerio de Salud  (Minsa) impulsa el mejoramiento del sistema de telemamografías para asegurar el acceso de las mujeres a la detección temprana y reducir la mortalidad por esta enfermedad.
Como parte de esta intervención, la Dirección de Prevención y Control del Cáncer del Minsa realizó una capacitación técnica dirigida a los tecnólogos médicos de los hospitales e institutos especializados de las Direcciones Regionales de Salud  y de las Direcciones de Redes Integradas de Salud  de Lima Metropolitana.
Con ese fin,  los tecnólogos médicos serán capacitados en temas sobre el sistema de referencia y contrarreferencia de pacientes afectados, así como factores de riesgo, principales signos y síntomas, epidemiología y fisiopatología del cáncer de mama.

La capacitación busca fortalecer las competencias del profesional de salud y estandarizar los criterios para la toma de mamografías que se brinda a las mujeres de 50 a 69 años, así como disminuir los resultados de mamografías con BI-RADS 0 (resultado indeterminado, que amerita mayores estudios complementarios en la paciente).

También realizarán pasantías en los servicios del Instituto Nacional de Enfermedades Neoplásicas (INEN), Hospital Nacional Edgardo Rebagliati y Hospital Guillermo Almenara de EsSalud.
Al respecto, el director de la Dirección de Prevención y Control del Cáncer, Víctor Palacios Cabrejos, destacó que la capacitación permitirá que el personal de salud realice el procedimiento de la toma de mamografía de manera segura, óptima y oportuna.
“Se busca que los casos de cáncer de mama se diagnostiquen en estadios tempranos para brindar tratamientos efectivos que aseguren la sobrevida y curación de las pacientes”, manifestó.

Palacios Cabrejos agregó que el cáncer es la primera causa de muerte en nuestro país y que cada seis horas muere una mujer por cáncer de mama en el Perú. “El cáncer de mama es la neoplasia más frecuente en mujeres adultas en el Perú, y está en incremento, lo que representa un problema de salud pública y demanda un gasto importante al Estado, dado el diagnóstico tardío de la enfermedad”, subrayó. (Agencia Andina).

Tres maneras de ser potencial portadora de cáncer de mama



El cáncer de mama es una enfermedad compleja y multifactorial, pero hay tres características que permiten saber su origen o su causa. El más conocido es el cáncer de mama por antecedentes familiares, y existen otros dos que  parecen enredarse en lo mismo. Veamos.
Cáncer de mama esporádico
Se llama así al cáncer de mama que aparece sin que tengas antecedentes familiares de cáncer. Es el tipo de cáncer más frecuente. 85 por ciento de mujeres diagnosticadas con esta enfermedad tienen este tipo de cáncer. No se conocen las  causas, pero se dice que obedece a múltiples factores entre los que pueden estar las  mutaciones somáticas, probablemente accidentales o casuales.
Este tipo de cáncer suele ser más común en mujeres mayores de 40 a 50 años en adelante, y suele ser el  primer caso de cáncer en la familia.

Cáncer de mama hereditario o genético
La incidencia de este cáncer de mama es  bajo, representa apenas el 5 por ciento de todos los tipos de cáncer de mama. Este tipo de cáncer se da por mutaciones en genéticas, como el BRCA1 y BRCA2. En otros casos, por anomalía del gen CHEK2, que cuando está dañado no ayuda a la reparación del ADN haciendo que el cáncer se origine. Pasa lo mismo con los BRCA.
El  cáncer hereditario  suele aparecer a edades muy tempranas (menor o igual a 40 años), y se asocia con  antecedentes familiares muy importantes en por lo menos tres generaciones de la familia: abuelas, madres, hijas y otros familiares en primer grado.
Se dice que el riesgo de cáncer se duplica cuando la mamá, la hermana o la hija tienen cáncer de mama. Y se quintuplica cuando  más de dos miembros de la familia en primer grado, por ejemplo la abuela y  la  madre, han tenido cáncer de mama.
Si una mujer presenta cáncer de mama a los 35 años o a los 26, se debe sospechar de este tipo de cáncer.
Se puede saber si una mujer tiene o va tener cáncer hereditario haciendo una  prueba genética de ADN a la  saliva o la sangre. Esto puede revelar si hay mutaciones o cambios en un solo gen o en varios genes.
Cáncer de mama familiar o con antecedentes familiares
Se considera cáncer de mama familiar cuando en distintas generaciones de la familia hay diversos tipos de cáncer. Este tipo de cáncer representa el 10 por ciento y son considerados multigénicos,  es decir, puede presentar susceptibilidad genética, determinados factores ambientales o  alguna combinación de todos estos factores.
Muchas mujeres tienen antecedentes familiares de cáncer, pero muy pocas tienen una mutación genética.
Cuando hay antecedentes familiares de cáncer, la mujer debe iniciar sus exámenes preventivos  o  de control  mucho antes de los 40 años.  Mamografía a los 35 con ecografía, aunque ese criterio dependen mucho de lo que ordene el médico.



Más mujeres jóvenes son afectadas por cáncer de mama



El cáncer de mama ya no es una enfermedad sólo de mujeres mayores, como siempre se ha pensado. Actualmente cada vez más mujeres jóvenes, menores de 35 años, tienen esta enfermedad maligna.
“Incluso se conoce el caso de una chica de diecinueve años con cáncer de mama. No es frecuente a esa edad, pero hay”, revela el médico oncólogo Rolig Aliaga Chávez, jefe del Servicio de Oncología Clínica del Hospital Nacional Arzobispo Loayza.

¿Por qué una mujer joven tiene cáncer de mama?
Porque hay algunos factores genéticos involucrados en ella. Pueden ser somáticos, pueden haber nacido con esa predisposición o puede ser hereditario.
¿Qué medidas debe tomar una mujer joven para detectar la posibilidad de un cáncer de mama?
Tiene que autoexaminarse. Es importante que se palpen la mama para sentir si hay  algún bultito. El control para las mujeres menores de 35 años es mediante una ecografía. Si bien los bultitos en la mayoría de mujeres jóvenes son benignos, eso no descarta que también puedan ser malignos.
¿Cuáles son los tumores benignos más recurrentes en las jóvenes?
Tumor quístico, fibroadenoma, tumor phyllodes y papiloma intraductal. En mujeres jóvenes es más frecuente el fibroadenoma. En este caso se realiza una ecografía, pero la ecografía es un examen muy subjetivo, entonces hay que proceder a aspirar el bulto para hacer un estudio citológico a fin de descartar si es maligno o no.
 En una mujer muy joven el cáncer de mama puede tener origen hereditario o genético, y es  más agresivo y más difícil de tratar

¿Por qué hay diagnósticos equivocados a pesar de los resultados que pueden arrojar la ecografía o la biopsia?
Porque no van donde el especialista. Tienen que ir a una unidad oncológica para la ecografía, mamografía y aspirado del tumor (biopsia). En el hospital Loayza nunca dejamos que alguien con tumor de mama se vaya sin un aspirado. El aspirado debería ser una regla para descartar tumores cancerosos. Los tumores en la mama son externos, se notan, y los médicos tienen que ser más estrictos en el examen.
¿Por qué está creciendo la incidencia de cáncer de seno en mujeres jóvenes?
Tal vez porque ahora cada vez se ven a chicas más jóvenes fumando. Fumar y tomar alcohol es un factor de riesgo de cáncer de mama.

¿Desde qué edad la mujer tiene que practicarse el autoexamen?
Desde que comienza a reglar. Si hay algún bultito tiene que hacerse una ecografía, jamás una mamografía porque la mama, a los 20 ó 25 años, es muy densa y no se va a ver nada. Otra cosa,  las jóvenes dicen “mi mama es chiquita y no me va a dar cáncer”. Ese es un mito, el cáncer da en cualquier tamaño de mama.
¿Qué recomendación quisiera alcanzarle a las jóvenes?

Que nunca dejen pasar un bultito palpable y que no se queden sólo con el examen de la ecografía mamaria. Que acudan a un oncólogo (o mastólogo)  –no al ginecólogo– para que definan la histopatología del tumor. Esto consiste en sacar una muestra del tumor por aspiración (mediante jeringa) o por biopsia para ser estudiado. Eso va evitar que las mujeres vengan a los hospitales con tumores grandes y en estadios avanzados.


¿Cómo influye la menopausia en el riesgo de cáncer de mama?



La menopausia no causa cáncer, pero las mujeres que llegan a esta etapa tienen más probabilidades de desarrollar cáncer de mama y de endometrio sobre todo si la menopausia empezó después de los 55 años.
Este riesgo probablemente se deba a que cuanto más temprano empieza la primera regla y más tarde llega la menopausia, el tejido mamario está más tiempo expuesto al estrógeno. Mientras más períodos menstruales tiene una mujer, más tiempo los tejidos mamarios están a expensas del  estrógeno,  que es la hormona implicada en el desarrollo del cáncer de mama  más común: el cáncer hormonodependiente.
Durante el ciclo menstrual, el estrógeno estimula el útero y el tejido mamario y cuando hay células tumorales esta hormona le sirve de “alimento”.

¿Cuándo empieza la menopausia?
Se dice cuando  ha pasado un año desde la última regla. Es a partir de entonces que empieza a producirse una serie de cambios, entre ellos la subida de peso.
El sobrepeso estaría relacionado con los niveles de la hormona femenina principal llamada estradiol, que disminuyen significativamente después de la menopausia, lo que afecta directamente la forma en que las mujeres acumulamos  grasa. Antes de la menopausia, la mayoría tenemos grasa en la parte inferior del cuerpo, pero después de la menopausia, comenzamos a cargarla alrededor del vientre.
Por otro lado, a medida que los años avanzan, la actividad física cambia  a menudo y perdemos masa muscular, lo que afecta la tasa metabólica basal (es decir, cuánta energía utiliza el cuerpo mientras estamos en reposo, sentadas en el escritorio o apenas cocinando.

La grasa genera hormonas
Subir de peso o estar gordita durante la menopausia es cosa seria. La grasa que se acumula en la barriga y alrededor de la cintura, producen  estrógenos por efecto de unas enzimas llamadas aromatasas, que son consideradas como los  nuevos estrógenos.
La aromatasa es la enzima fundamental en la biosíntesis del estrógeno.  Esta aumenta los niveles de estrógeno en los tejidos  produciendo cáncer mamario y endometrial y mioma uterino

La única manera de reducir el riesgo de cáncer durante la menopausia es  bajando de peso. Haz  ejercicios,  opta por una  dieta saludable (más frutas y verduras), no fumes ni estés cerca de los que fuman porque el humo que inhalas es igual de nocivo como si tú lo fumaras. La idea es que mantengas un peso ideal y si antes de la menopausia hacía ejercicios, sigue manteniendo ese hábito para reducir no solo el riesgo de cáncer de mama, sino una serie de riesgos para tu salud. 
Y si sufres de bochornos o tienes otros síntomas de la menopausia y el médico te recomienda usar terapia de reemplazo hormonal (TRH),  conversa bien sobre los riesgos. Está comprobado que el TRH causa cáncer de mama cuando se usa por períodos largos,