Quistes en los senos: algunos podrían ser cáncer de mama



Algunos quistes pueden tener características particulares que lo convierten en sospechosos de cáncer, pero para saber si es o no se deben hacer estudios que confirmen o descarten la sospecha ¿Qué estudios son? ¡Descúbrelo en esta nota!




El quiste es un bultito móvil, redondo y ovalado que contiene líquido y suele aparecer en la glándula mamaria de forma solitaria o junto a otros quistes o agrupado en  miniquistes.  Si bien son muy comunes y son benignos –de cada diez mujeres entre 35 a 50 años tres lo tienen– hay quistes que podrían ser  malignos. ¿Cuáles son esos quistes? El  médico Giovanni Casafranca, ginecólogo experto en patologías mamarias del consultorio Gynemedic, nos da detalles sobre este particular.

Doctor Casafranca, ¿existen quistes de mama  benignos y quistes malignos?
En realidad los quistes, casi siempre, por no decir siempre, son benignos. El quiste es una formación llena de líquido que se puede formar en cualquier parte del cuerpo humano y en el caso de la mama usualmente tienen una connotación  benigna. Sin embargo, dependiendo del tamaño, dependiendo de la edad de la paciente, se va requerir hacer un estudio al contenido de ese quiste para  definir al final si ese contenido es benigno o es maligno.
¿Cuándo un quiste da señales de alarma o resulta sospechoso?
Normalmente cualquier tumoración que pueda aparecer antes del inicio de la menstruación o aparecer durante la perimenopausia o la menopausia, requiere mayor atención.  En líneas generales, todo quiste mamario que tenga un tamaño importante, dígase más de 10 milímetros, debe estudiarse el contenido. Se hace un aspirado con aguja y se hace un  estudio citológico de ese líquido para definir de qué tipo es. Pero si hablamos de edades  de riesgo, son aquellos quistes que aparecen en la mama antes del inicio de la menstruación, de niña (premenárquica),  o también en las mujeres que están en la perimenopausia o en la menopausia.
¿El color del líquido que se aspira  es determinante para que pase por biopsia o no importa de qué color es?
Independientemente del color o  las características del tejido que se aspira se manda a hacer un estudio citológico, que lo evalúa el patólogo. Obviamente hay características que nos puede hacer sospechar, por ejemplo  un quiste con contenido sanguinolento. Normalmente los quistes tienen un líquido claro o un contenido cetrino, medio amarillento. Pero cuando encontramos contenido sanguinolento hay que parar un poco la oreja, aunque es verdad también que hay patologías benignas que tienen esa característica. Por eso le digo que en esto lo que manda es la patología, independientemente de las características que se haya visto.
¿Entonces,  sea cual fuese el color el  líquido este debe pasar sí o sí  por biopsia?
Biopsia no es el término ideal. Se hace biopsia a una muestra de tejido. El término adecuado para el estudio líquido de quistes es un estudio citológico.
Se dice que un quiste complejo que tiene tabiques, que está vascularizado o tiene vegetaciones es de alto riesgo. ¿Qué significa que un quiste tenga tabiques, vascularidad o vegetaciones?
Normalmente esas características son raras. ¿Pero a qué se refiere todo eso? Cuando hablamos de un quiste simple, que es de contenido líquido,  es cuando la imagen ecográfica se ve completamente negrita, sin ninguna otra imagen adicional en su interior. Cuando ese quiste tiene imágenes en su interior, dígase una imagen como coliflor o divisiones que se producen con membranas y tejidos, o contenido sólido que se ve dentro de un quiste, son características de un quiste complejo. Cuando se coloca el ecógrafo en modo doppler,  en ese  quiste se ve una cantidad de formaciones anormales o aberrantes alrededor o dentro del quiste que hace sospechar la malignidad de esa imagen.
O sea, ¿un quiste complejo podría ser cáncer?
Tiene una probabilidad. Siempre que hablamos de quistes o tumoraciones en general hablamos  más que todo de probabilidades debido a que ecográficamente se ven muy feas y de repente no es nada de cuidado. O ves un quiste muy simple, muy sencillo, y a la hora de la hora, cuando haces un estudio anatomo patológico, termina siendo una cosa seria, como un cáncer de mama. En líneas generales, cuando tenemos estas imágenes sospechosas, siempre hablamos de probabilidades. Un quiste complejo que tiene vascularidad anormal es más probable que pueda estar relacionado  con  una neoplasia,  pero eso va de la mano con la edad de la paciente. Cuando hablamos de mamas, los quistes casi nunca están relacionados con cáncer. Pero cuando hablamos de quistes  benignos o malignos, hablamos de ovarios. Pero a nivel de mama un quiste casi siempre es benigno.

¿Un quiste complejo de mama es candidato directo para cirugía? Es decir, ¿debe ser retirado?
No. Un quiste complejo tiene que ser estudiado por un especialista y según la característica del estudio por biopsia o estudio citológico, con todo eso en conjunto se toma la decisión. Pero no todo quiste complejo debe ser operado.
¿Un quiste simple puede desaparecer solo?
Sí, puede desaparecer solito.
¿El quiste se revienta?
No. A menos que sea un quiste muy grande que puede reventarse por un golpe o un traumatismo, pero de forma espontánea un quiste no se revienta.
¿Un quiste puede infectarse?
No, a menos que se haya hecho un procedimiento invasivo, como haber  aspirado con una aguja contaminada o al momento de hacer el procedimiento no se tomaron las medidas de asepsia adecuadas, eso podría producir un proceso de absceso en la mama, pero un quiste mamario de forma espontánea no se infecta.
¿Los quistes ováricos se asocian con los quistes de mama o no tienen nada que ver?
No (tienen nada que ver).  Lo que sí está relacionado es el cáncer por un tema de genes. El gen Brca1 y Brca2  está relacionado con el cáncer de ovario y el cáncer de mama, pero son temas completamente apartes que no tienen nada que ver con los quistes.
¿Algo más que quisiera decir?
Toda tumoración mamaria se detecta por examen físico o autoexamen cuando mide más de un centímetro o centímetro y medio, eso que quiere decir que puede haber lesiones cancerosas que miden  menos de ese tamaño y eso no lo van a poder  notar (con el autoexamen). Por eso siempre es importante que la mujer se realice su chequeo ginecológico una vez al año, tenga o no tenga malestar, tenga o no tenga molestias. El examen de la mama, fuera del examen físico, es la ecografía mamaria hasta los 40 años, adicional con la mamografía.  Y para  las mujeres que usan implantes en mama, el examen ideal para poder evaluar la mama es la resonancia magnética. (Dione Blas/SenosLibres)
Gynemedic, teléfono 7210266, Fanpage

Comparte en Google+

About Senos Libres

Senos Libres es un informativo digital temático sobre prevención de Cáncer de Mama ideado y publicado por Dione Blas.

0 comentarios:

Publicar un comentario