¿Sabías que el melocotón ayuda a disminuir el riesgo de cáncer de mama?


El melocotón contiene poderosos antioxidantes que impide el crecimiento del cáncer de mama gracias a que  sus ácidos neutralizan las células malignas  antes de que crezcan y  hagan metástasis. ¡Vamos a comer más duraznos!

Un compuesto llamado polifenol, presente  en los melocotones,  induce  al cuerpo humano a matar el cáncer  debido  a que  activa ciertas señales en las células malignas. Por eso se dice que los compuestos de  los melocotones actúan como  quimioterapia, aunque en el caso de la fruta su acción  es selectiva, es decir, mata solamente las células cancerosas sin producir ningún efecto secundario.  El polifenol es un conjunto de micronutrientes con alto poder antioxidante.  Los antioxidantes, presente por ejemplo en la Vitamina E, muy recetada para tratar algunos procesos  benignos de la mama como el mastopatia fibroquística, tiene el poder de combatir los radicales libres, responsables del daño de las células.
¿Cómo hay que consumirlo?
Se recomienda comer dos a tres frutas por día para obtener la cantidad correcta del compuesto que mata el cáncer. También se puede tomar en extracto. Los investigadores creen que si se consume en extracto se requiere dosis más altas para que tenga efecto.  
Los  antioxidantes de los melocotones  protegen el   ADN contra el daño que puede producir el cáncer. Además, la fruta tiene otras propiedades beneficiosas, como combatir el estrés y la ansiedad, síntomas muy comunes en pacientes que padecen cáncer. El melocotón es considerado como “el fruto de la calma”  debido a que previene el estrés y la ansiedad gracias a un alto contenido de  minerales como el magnesio.
El melocotón puede durar en la refrigeradora  hasta 15 días, pero si su textura es suavecita es mejor comerlo en el momento.

Comparte en Google+

About Senos Libres

Senos Libres es un informativo digital temático sobre prevención de Cáncer de Mama ideado y publicado por Dione Blas.

0 comentarios:

Publicar un comentario