Cáncer de mama in situ: el menos malo de todos los cánceres



Se le considera un pre cáncer, por tanto es el menos malo de todos los tipos de cáncer de mama que existen. Sin embargo, su buen pronóstico dependen también de la detección a tiempo, antes de que aparezcan los síntomas.


Desde  el punto de vista del desarrollo de la enfermedad, el cáncer de mama  in situ es el cáncer inicial. Es el cáncer en etapa precoz o temprano, que se localiza únicamente  en  los conductos de la leche (conductos galactóforos), no se ha extendido a otras estructuras del seno ni a otros órganos del  cuerpo. Este tipo de cáncer es el de mejor pronóstico, siempre y cuando se detecte a tiempo. Si no se detecta a tiempo este cáncer “puede evolucionar con el paso del tiempo a otros tipos de cáncer de mama muy agresivos y con capacidad metastásica, es decir, puede  migrar y expandirse por el organismo”, alerta la doctora Marcia Valenzuela, cirujana mastóloga de Chile.

¿Cómo se detecta?

Con la mamografía, que detecta pequeñas áreas de calcificación en el seno. Las calcificaciones no dan síntomas, no son palpables, por tanto solo un control mamográfico puede  hallar cáncer de mama in situ. Este tipo de cáncer se relaciona sobre todo con las   microcalcificaciones lineales que se desarrollan siguiendo el patrón de un conducto lácteo. 
¿Qué síntomas produce el cáncer de mama in situ?
Mientras no se ha desarrollado, el cáncer de mama in situ, como todos los cánceres, es silencioso. Crece sin dar síntomas hasta llegar a un estadio mayor. Cuando ha avanzado, el cáncer de mama in situ puede producir secreción por el pezón y puede evidenciarse con la palpación de un tumor.
¿Cómo se trata el cáncer de mama in situ?
Al ser un cáncer precoz, el  tratamiento es básicamente quirúrgico, señala el médico mastólogo Manuel Cotrina, de la Clínica Anglo Americana de Lima. “No tiene tratamiento médico porque ese cáncer no responde a la quimioterapia. Solo  responde a  la cirugía.  Es un cáncer que está dentro de los conductos y no tiene riesgo de invasión, de infiltración, por eso no da metástasis al pulmón, a los huesos o al hígado como los otros tipos de cáncer. Este cáncer es curable al cien por ciento. A veces se puede usar cirugía más radioterapia, y con eso el paciente se cura sin necesidad de quimios o tratamientos sistémicos”, precisa.

Comparte en Google+

About Senos Libres

Senos Libres es un informativo digital temático sobre prevención de Cáncer de Mama ideado y publicado por Dione Blas.

0 comentarios:

Publicar un comentario