Cáncer de mama hormonodependiente: ¿cuál es el pronóstico?


El cáncer de mama no es igual en todas las mujeres. Hay un tipo de cáncer que necesita de las hormonas para crecer, y en esa acción a veces resultan muy agresivos. Este tipo de cáncer afecta a 70% de mujeres. Descubre cómo actúa y cómo se trata.



El cáncer de mama hormonal es el término más común y simple que se usa para referirse al cáncer que depende  del estímulo de ciertas hormonas para crecer y desarrollarse. Estas hormonas son, principalmente,  el estrógeno y la progesterona, los cuales son producidos por el ovario. Cuando se diagnostica cáncer de mama, se somete a examen los células del tumor maligno para saber, entre otras cosas, si ese cáncer es positivo para esas hormonas.  El 70%  de mujeres diagnosticadas con cáncer de seno tienen receptores hormonales positivos. ¿Cómo se llega a saber si el cáncer de mama depende de las hormonas? El doctor Andy Pantoja Lázaro, jefe del Servicio de Cirugía Oncológica de Mamas y Tumores de Partes Blandas del Instituto Regional de Enfermedades Neoplásicas Norte (IREN), de Chiclayo, nos ilustra sobre el tema. 
Doctor, se  habla mucho del cáncer de mama hormonal, del cáncer que se alimenta de las hormonas, por decir algo. ¿Cómo es este cáncer?
El cáncer de mama tiene diferentes características cuando se hace la biopsia, cuando se hace el estudio anatomopatológico. Se toma el tejido de la muestra neoplásica y se solicita un estudio que se llama inmunohistoquímica para ver si tiene receptores hormonales, como el  receptor de estrógeno y receptor de progesterona, aparte de C-erb B2 y Ki67, entre otros. ¿Por qué se solicita? Porque para  cáncer de mama tenemos cinco herramientas para poder tratarla: cirugía, quimioterapia, radioterapia, hormonoterapia e inmunoterapia. En cáncer de mama hormonodependiente se utiliza la hormonoterapia solo si los resultados hormonales han salido positivos, y dependiendo de todo el estudio, del estadiaje (grado del cáncer) de la pieza operatoria completa, recién vemos qué tipo de tratamiento va a continuar aparte de la cirugía.
En un cáncer hormonodependiente,  el cáncer depende  del estrógeno y de la  progesterona. ¿Cómo nos explica esto?
La situación es esta.  Si el cáncer de mama tiene receptores hormonales positivos, se le da un tratamiento antihormonal. Por ejemplo, en mujeres premenopáusicas con cáncer de mama, aparte del tratamiento complementario previo, tengo que agregar  la hormonoterapia, es decir, un tratamiento antihormonal si tiene receptores hormonales positivos, que son receptores de estrógeno y progesterona. En premenopáusicas el tratamiento es con tamoxifeno, y en postmenopáusicas inhibidores de aromatasa, como el anastrozol o  el letrozol.

¿Cómo actúa la hormonoterapia? ¿Qué hace?
Bloquea los receptores hormonales impidiendo la replicación tumoral.
¿En qué porcentaje se diagnostica cáncer de mama hormonal?
El concepto específico no es cáncer de mama hormonal, sino cáncer de mama con receptores hormonales positivos. Ese  es el concepto verdadero. Cuando se tiene cáncer de mama con receptores hormonales positivos  y el C-erb B2 negativo, es un cáncer de mejor pronóstico para las pacientes. Aproximadamente un sesenta a setenta por ciento de los pacientes con diagnóstico de cáncer de mama tiene receptores hormonales positivos.
¿Por qué tiene mejor pronóstico el cáncer de mama con receptores hormonales positivos y C-erb B2 negativo? ¿Porque hay terapias anti hormonales?
No solamente por eso. Se ha visto que en los diferentes estudios tiene mejor pronóstico. El grado de diferenciación de estos tumores no son muy agresivos.
¿Pero el cáncer de mama Her2 positivo, que es un cáncer hormonodependiente, se considera agresivo? ¿Cómo explica eso?
Como le dije en un inicio, cuando nosotros diagnosticamos ese tipo de lesión maligna, le pedimos el examen de inmunohistoquímica y dentro de ello está el Her2 positivo o e C-erb B2, que es un estudio que se realiza a los tumores para ver si estos pacientes pueden recibir tratamiento con inmunoterapia, con  trastuzumab específicamente. Pero, sí, los cánceres expresados con C-erb B2 o llamado también  Her2/neu, es un poco más agresivo, pero por suerte tenemos la terapia, que es el trastuzumab, que nos ayuda a combatir este tipo de tumores.
Doctor, ¿aún se sigue quitando los ovarios o suprimiendo la función ovárica a las mujeres con cáncer de mama con receptores hormonales positivos?
Si, todavía se hace. Antiguamente se retiraba los ovarios, otras veces se hacía también la supresión ovárica con radioterapia. Actualmente lo que se hace, cuando son pacientes con premenopausia,  se les da medicamentos análogos para suprimir la función ovárica. Al suprimir la función ovárica ya no hay producción de estrógeno y progesterona, por tanto no hay acción de esas hormonas hacia las célula tumorales.
El hecho de retirar el ovario o suprimir la función ovárica, ¿tiene algún efecto colateral a nivel físico y fisiológico?
Claro, de todas maneras. Si es una mujer premenopáusica estariamos adelantando solamente con la quimioterapia la menopausia. Al retirarle o suprimir la función ovárica estamos haciendo lo mismo. Esto genera todos los síntomas de una menopausia, como osteoporosis, osteopenia, sudoración, aumento de la vellosidad.
¿Qué más puede destacar en este tema, doctor?
El cáncer de mama es de un manejo multidisciplinario, donde no solo está el mastólogo, sino también está  el  cirujano de mamas, el oncólogo clínico y el radioterapeuta oncólogo. Con todo eso nosotros manejamos el tratamiento. ¿Cómo empezamos el tratamiento? Dependiendo del estadio clínico o etapa en la que es diagnosticado el cáncer. Y como mensaje, primero me dirijo a las mujeres sanas. A partir de los 40 años que se realicen su mamografía y su ecografía de mamas, todos los años. Y las mujeres sanas con antecedentes familiares de cáncer de mama,  a partir de los 35. Hacerse un examen clínico de mamas a partir de los 20 años y hacerse el autoexamen de mamas desde que inicia el crecimiento de la mama, desde la pubertad. Ahora, a la paciente que tiene un diagnóstico de cáncer de mama, primero hay que hacerle la biopsia para saber en qué estadío se encuentra, luego debemos hacerle saber los riesgos y beneficios de cada tratamiento que se le va hacer.
¿Y qué le dice a las mujeres que tienen diagnóstico de cáncer de mama agresivo positivo para receptores hormonales?
La agresividad depende del estadio clínico, no solamente depende del resultado histológico. De repente es un grado histológico alto con C-erb B2 positivo pero tiene estadio clínico uno. Con estadio clínico uno  hay un noventa y cinco  por ciento de probabilidades de curación. Con estadio clínico dos,  de setenta a ochenta por ciento; con estadio clínico tres, que es cáncer localmente avanzado, de cuarenta a cincuenta por ciento; y el estadio cuatro,  que es cuando este cáncer ya se ha ido a otras partes del cuerpo, lamentablemente ahí no hay curación, pero si podemos hacer un tratamiento paliativo.

Senos Libres

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Sucríbete por Email