La importancia de tener un seguro oncológico

Un seguro oncológico puede hacer la vida más llevadera del paciente debido a que cubre en un cien por ciento el tratamiento de la enfermedad.  Lee y pregunta detalladamente lo que te ofrece un seguro de salud.


Esta nota no trata de promocionar ningún seguro oncológico de ninguna empresa, pero es muy importante destacar sus beneficios  en temas de prevención y de tratamiento de cáncer, si se llegara a tener la enfermedad. Los costos, dependiendo de la edad, no son altos, por lo que no es una mala inversión contar con un seguro de esta naturaleza. Uno nunca sabe si lo necesitará en algún momento. Ojalá nunca, pero más vale prevenir que lamentar.
En el Perú la mayoría de seguros cubren el tratamiento del cáncer en un 100%, pero hay algunos que tienen  escalas (plus, dorada, clásica, etc., según como se lo inventen) de los que dependen los beneficios. El asunto es informarse bien antes de adquirir uno. Comprar un seguro categorizado (digamos de una, dos o  tres estrellas), de precios diferentes,   no tiene sentido porque pone limitaciones.  Todo seguro oncológico debe tener cinco estrellas, es decir, cubrir la enfermedad en su totalidad. Un seguro que vende servicios por categorías no es honesto. Es mercantil.  
¿Para qué sirve el seguro?
Todos los seguros oncológicos permiten no solo diagnosticar y tratar el cáncer, también permite realizarse exámenes preventivos una vez al año. “Un examen preventivo al año incluye varios procedimientos acordes a la edad y sexo de la persona, cubierto al 100%, es decir, si tener que realizar ningún pago”, dice Carlos Siles, gerente de la División de Negocios de Salud de Pacífico Seguros.
Un seguro oncológico preventivo cubre, en hombres, mujeres y niños, examen físico completo.  Si son mayores de 18 años se les hace hemograma, sangre oculta en heces y Rayos X de tórax. Si tienen más de 40 años, endoscopia y colonoscopia cada 5 años. En hombres se agrega examen urológico y de genitales. Si son mayores de 50 años se les realiza un dosaje de PSA (prueba para detectar cáncer prostático). En mujeres, se hace el examen ginecológico y de mamas. Si son menores de 40 años, ecografía de mamas y Papanicolaou. Si son mayores de 40 se les realiza una mamografía 2D.
 ¿Cómo funciona el seguro cuando hay diagnóstico de cáncer?
Los  seguros oncológicos  cubren al 100% tratamientos como la cirugía oncológica, terapia biológica, quimioterapia, radioterapia, segunda opinión médica nacional e internacional para cirugías programadas, entre otros. Además cubre a reembolso cirugía de hallazgo.  Las dimensiones de las coberturas dependerán del plan que la persona escoja. 
“Adicionalmente, desarrollamos la Unidad de Consejería Oncológica (UCO) que brinda orientación personalizada a los asegurados y sus familiares resolviendo dudas sobre la enfermedad, el tratamiento o coberturas del seguro. Esta está a su disposición durante todo el tratamiento, ya que es un momento delicado para el paciente y lo que se busca es facilitar el proceso para que pueda enfocarse en lo importante: su recuperación y su familia”, explica Siles. 
Algunas recomendaciones
La doctora Laura Acevedo, jefe del Área de Chequeo Preventivo del Centro Oncológico ALIADA, recomendó a las mujeres que se realizarán el Papanicolau, que lo programen 5 días después del término de su periodo menstrual, sin el uso de óvulos vaginales o cremas, y con abstención sexual de 3 días previos a su cita. 
En el caso de los hombres que vayan a realizarse PSA, no deben haber sido sometidos a tacto rectal, masaje prostático o procedimientos de biopsia 5 días previos, mantener abstención sexual y de ejercicios intensos por 2 días antes de la cita. 
“Para el examen de sangre oculta en heces, la persona debe abstenerse de ingerir carnes rojas, embutidos, salsa de tomate, brócoli, coliflor, plátano, uvas, alcohol, ningún alimento con pigmentos rojos, medicamentos con: vitamina C, hierro o aspirina tres días antes. Los resultados se entregan en 15 días hábiles”, explicó Acevedo.


Para finalizar, Siles indicó que tratar el cáncer es muy costoso si no se cuenta con un seguro, ya que se estima que el tratamiento oncológico puede demandar de S/150,000 a S/450,000 según la gravedad, y más del 70% de los peruanos carece de protección oncológica estatal o privada. (Fuente: Con información de Aliada).

Senos Libres

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Sucríbete por Email