Los quistes mamarios que causan mucho dolor se aspiran

El quiste mamario es como una uva con contenido acuoso,  no tiene tratamiento específico, no se opera,  pero si causa mucho dolor  puede ser aspirado para aliviar los síntomas y evaluar su naturaleza.


¿Cómo es un quiste mamario?
Es como un globo pequeño lleno de líquido –su consistencia es como la uva- que crece dentro del seno y puede causar mucho dolor, sobre todo en períodos cercanos a la regla. Generalmente son benignos, es decir, no es cáncer. Estos quistes pueden aparecer y desaparecer, pero si no desaparecen y causan mucha molestia se aspiran.
¿Cómo se aspira?
Primero se localiza el quiste con una ecografía y una vez localizada (por eso se llama ecografía guiada) el médico especialista (mastología) anestesia la piel por donde  introduce una pequeña aguja para extraer el líquido del quiste. Este procedimiento puede dejar la piel un poco amoratada y con ligero dolor, pero nada dramático.
¿El líquido aspirado va a biopsia?
Si es transparente y el quiste desaparece después de ser aspirado, no hay necesidad de hacer ningún procedimiento. Sin embargo, si ese líquido fuese oscuro o sanguinolento, necesita pasar por biopsia para determinar qué es.
¿Qué pasa si el quiste es  de contenido sólido?
Puede extraer una muestra con una aguja especial para tomar una muestra y enviarlo a biopsia. La biopsia trata de buscar o identificar si hay células cancerígenas en su contenido.
¿El quiste aspirado se puede volver a llenar de líquido?

Sí. Un quiste que se vuelve a llenar de líquido puede ser un problema. Por ello es importante que cuatro o seis semanas después de la aspiración el médico vuelva a evaluar el seno.

Senos Libres

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada