Dra. Tatiana Vidaurre: habla la jefa del hospital Neoplásicas

El famoso hospital Neoplásicas, como lo llama la gente,  tiene 75 años de fundado y desde entonces brinda  atención de alta calidad a los pacientes con cáncer gracias, sobre todo, al reconocido empeño de la oncóloga Tatiana Vidaurre,  actual directora de esa prestigiosa institución.

 Para la gran mayoría de peruanos el Instituto Nacional de Enfermedades Neoplásicas (INEN) es el mayor referente en tratamiento de cáncer.  No es  solo una percepción, también se plasma en los hechos. Entre el 2013 y el 2014 más de 106 mil personas fueron atendidas en este hospital,  más de la mitad de ellas provenientes de distintas regiones del Perú.

A propósito de esta cifra, ¿cuál es la realidad del INEN y del cáncer en el Perú? La respuesta la tiene la doctora Tatiana Vidaurre, jefa de esta emblemática institución.
Dra. Tatiana Vidaurre, jefa institucional del INEN.

Lleva cuatro años dirigiendo el INEN, ¿cómo resume esta experiencia?
En realidad lo resumo con la visión del INEN: “Hacia un Perú libre de cáncer avanzado y con atención oncológica integral”. Hemos incorporado a la práctica oncológica un innovador modelo de prevención unida a la atención oncológica integral para el control del cáncer. Abordamos la enfermedad de manera integral,  involucrando el cuidado del paciente, su familia y la salud dentro del entorno social; promoviendo estilos de vida saludable y enfatizando en la detección temprana, cuando la enfermedad está en silencio, cuando no hay síntomas. Así mismo, se  brinda acceso y cobertura a los tratamientos oncológicos, el soporte complementario y los cuidados paliativos, dentro de un enfoque simbiótico entre el cuerpo y el alma.
¿Con el  Seguro Integral de Salud (SIS) ha aumentado el número de pacientes en el INEN?
Se  ha dado un fenómeno que ha mejorado la cobertura de la atención oncológica y el acceso a los servicios especializados, registrándose un incremento de las atenciones en más de cinco veces.  Actualmente, el paciente de menores recursos está protegido en su derecho a la salud para el control del cáncer a través del Seguro Integral de Salud (SIS), que les da cobertura gratuita en los tratamientos oncológicos, representando un cambio muy significativo para las personas con cáncer, pues en nuestra institución anteriormente el 17% de los pacientes estaban afiliados al SIS y actualmente el 65% tiene  SIS, con una reducción del gasto de bolsillo al 7%, lo que beneficia  a toda la población de escasos recursos, siendo el 50% de nuestros pacientes procedentes del interior del país.
¿Esto ha cambiado la actitud del paciente?
Antes el paciente llegaba para hacerse el diagnóstico y si tenía limitaciones económicas   - muchos de ellos venían de otras regiones- no podían continuar con el tratamiento oncológico por los costos elevados de la enfermedad y abandonaban el proceso terapéutico. Ahora tenemos la oportunidad de tener más pacientes adheridos a los tratamientos oncológicos de cirugía, quimioterapia y/o radioterapia. El cumplimiento de los tratamientos es mucho mejor, dando mayor oportunidad de vida y esperanza, pues con la disminución de las barreras económicas el acceso al tratamiento en la población de menores recursos ha mejorado sustancialmente; por eso vemos más pacientes con sus familias atendiéndose en la institución. Antes venían y se iban cuando no podían afrontar económicamente la enfermedad, ahora reciben el tratamiento oncológico integral en forma más oportuna y con el soporte transdisciplinario.

Habiendo este acceso a la salud, ¿la gente en qué condiciones llega al INEN? ¿Sigue prevaleciendo el cáncer avanzado?
En la población afiliada al SIS, los casos de cáncer de cuello uterino y cáncer de mama avanzado han disminuido. Antes teníamos una mayor cantidad de casos en estadíos clínicos tres y cuatro. Ahora esta curva está cambiando, pues estamos registrando un incremento de los casos con estadíos clínicos uno y dos. Lo más importante es atender a pacientes en estadios tempranos o con lesiones premalignas para disminuir la mortalidad por esta enfermedad, por lo que es fundamental mantener la continuidad de las acciones de sensibilización, prevención y detección temprana del cáncer.
El INEN cuenta con un programa de prevención,  ¿cómo accede la gente a este servicio?
El programa de prevención del INEN tiene una mayor capacidad para la atención de personas sin síntomas, para los chequeos médicos preventivos y la consejería. Cuando iniciamos el programa teníamos siete mil personas atendidas  al año en nuestro centro de prevención, con el Plan Esperanza tenemos alrededor de doce mil personas atendidas anualmente. Esto refleja que hay una actitud favorable de la población hacia los chequeos médicos preventivos. Asimismo,  el INEN impulsa la descentralización de servicios oncológicos a nivel nacional, en los servicios de prevención tenemos preventorios básicos el primer nivel de atención para cáncer de cuello uterino y cáncer de mama principalmente, con enfermeras, obstetras y médicos generales entrenados por las Escuelas de Excelencia del INEN para desarrollar acciones de promoción de salud y chequeos preventivos básicos. En el segundo nivel de atención tenemos preventorios especializados donde se centran las acciones en la detección temprana del cáncer de mama, cuello uterino, gástrico, próstata  y pulmón.
En el INEN se brinda atención oncológica integral a los pacientes y sus familiares,
 el 50% de ellos provenientes de provincias.



¿Cómo se accede a los servicios de prevención del INEN?
 Es suficiente con el DNI y se verifica si le corresponde la afiliación al sal﷽﷽﷽﷽orresponde la afiliaciafiliaci de prevencievenci peranzanteue al Seguro Integral de Salud, pudiéndose gestionar la afiliación en el Centro de Salud más cercano a la casa del paciente. Hay un rango de edad para estas evaluaciones preventivas. Por ejemplo, a las mujeres mayores de 45 años les toca la mamografía, a los hombres a partir de los 50 años la evaluación de la próstata. A partir de los 50 años corresponde también la evaluación para el cáncer de estómago, entre otros.  El médico y la enfermera  determinan el estudio de prevención que le corresponde a cada persona y les brindan la consejería. También  existen talleres y charlas preventivas programadas y de acceso libre. 
¿Indiscriminadamente no puede venir cualquier persona que no tenga la edad requerida?
Si pueden venir, pero se les informa lo que le corresponde para su edad según la evaluación preventiva. 
Anteriormente decía que la detección del cáncer de mama y cuello uterino en estadío avanzado ha disminuido, ¿cuál es el cáncer que de alguna manera todavía es  incontrolable?
Los cánceres más frecuentes en nuestro país son el cáncer de cuello uterino, cáncer gástrico, cáncer de mama, cáncer de próstata y el cáncer de pulmón, cambiando el orden de frecuencia si se refiere a Lima Metropolitana o a las diferentes regiones del país. Estos cinco tipos de cánceres que he mencionando representan en general, el mayor número de casos de cáncer en el Perú.
Lima aglomera la mayor parte de los casos de cáncer, ¿cuál es la región que presenta más incidencia de cáncer después de Lima?
La mayor frecuencia después de Lima Metropolitana se registra en ciudades del norte del país, razón por la que tenemos el IREN Norte en Trujillo, La Libertad, seguidamente en las ciudades del sur del país, donde tenemos el IREN Sur en Arequipa. Luego tenemos ciudades con más frecuencia en la región andina, para lo cual se está construyendo el IREN Centro en Concepción, Junín. Finalmente sigue la región amazónica donde se está trabajando para la construcción del IREN Oriente en Iquitos.
¿Hay alguna razón para que Lima tenga más casos de cáncer?
Normalmente el cáncer se da con mayor frecuencia en las áreas urbanas y en ciudades que tienen hábitos de vida muy parecidos a ciudades de países con mayor desarrollo, a excepción de los cánceres que están relacionadas con las infecciones, como el cáncer de cuello uterino y el cáncer gástrico. Es por eso que los países desarrollados tienen mucho más cáncer que nosotros, sin embargo, América Latina muestra una tendencia sostenida en los últimos años hacia el incremento de esta enfermedad, por lo que hay que ejecutar acciones firmes de prevención y control del cáncer de manera oportuna, tal como se viene desarrollando en nuestro país.

¿Cómo medica oncóloga qué le dice a la población?  ¿Cómo nos cuidamos del cáncer?

Nosotros como institución promovemos algo bien sencillo, una estrategia comunicacional llamada “Cuéntamelo todo del cáncer”, que tiene cuatro mensajes claves: “Me gusta vivir sano”, que se centra en nutrición saludable y actividad física, que han demostrado un buen impacto en la disminución del riesgo de desarrollar cáncer. El otro mensaje es “Detéctalo cuando está en silencio”, es decir, cuando la enfermedad no tiene síntomas. Hay que hacerse los chequeos médicos preventivos para detectarlo en etapa temprana. Otro mensaje clave es “Con cáncer también se puede vivir bien”, es decir, si tienes cáncer es importante vencer tus miedos, acudir tempranamente al  establecimiento de salud, seguir las rutas terapéutica que te van indicando, hacerte todas las evaluaciones médicas a fin de iniciar oportunamente los tratamientos oncológicos; pues muchos pacientes por barreras culturales han perdido la oportunidad de iniciar a tiempo el tratamiento del cáncer porque tienen miedo y acuden al hospital cuando ya se siente muy mal. Ahora estamos viendo que estos casos han disminuido y las personas se están familiarizando más con la enfermedad con una actitud optimista y de esperanza, llenándose de vida y no de cáncer.

Senos Libres

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada