¿Sirve la vitamina D para prevenir el cáncer de seno?

Una dieta rica en calcio y vitamina D protege del cáncer de mama antes de la menopausia, dicen los investigadores.



La vitamina D se usa por lo general en niños para prevenir el raquitismo. Pero estudios científicos señalan también que los niveles óptimos de vitamina ayuda a prevenir ciertos tipos de cáncer, como el de mama, ovario, próstata y cáncer colorrectal. También evita la osteoporosis.
Según la investigación, las mujeres con niveles de vitamina D por encima de 52 ng / ml tienen la mitad del riesgo de desarrollar cáncer de mama que aquellos con 13 ng / ml. Los especialistas indican que si todas las mujeres  tuvieran los niveles de vitamina D por encima  52 ng / ml se podría prevenir eficazmente el cáncer de mama.
La vitamina D ayuda al cuerpo a absorber el calcio. El calcio y el fósforo son dos minerales esenciales para la formación normal de los huesos.

¿Cómo está tu vitamina D?
Un simple análisis de sangre es todo lo que se necesita para saber el nivel de vitamina D. Hace cinco años, un rango de 20 a 100 ng / ml se consideraba normal, hoy este rango se elevó a 32 a 100 ng / ml.  Si tu nivel de vitamina D es deficiente, la mejor manera de aumentarla es tomando un suplemento de vitamina D. Lo mejor es no hacerlo a libre albedrío, sino con instrucción médica que supervise el tiempo de ingesta del suplemento y controle el nivel.

La vitamina D de los alimentos
Cuando hay déficit de vitamina D, no es suficiente obtenerlo de los alimentos. Sin embargo, los alimentos ricos en vitamina D pueden evitar que haya ese déficit. Lamentablemente, son pocos los alimentos con vitamina D, pero de lo poco hay muy buenos. Ejemplos: los pescados grasos (atún, salmón y caballa) están entre las mejores fuentes de vitamina D. El hígado de res, el queso y las yemas de los huevos suministran pequeñas cantidades.  Los champiñones proporcionan algo de vitamina D.

El sol es la mejor fuente de vitamina D

El sol es realmente la mejor fuente de vitamina D. Los rayos UVB del sol permiten a nuestro cuerpo fabricar la vitamina D en la capa de grasa que está debajo de la piel, siempre y cuando no se use protector solar. El  sol puede ayudar al cuerpo a producir vitamina D  que puede durar todo el año.  Y nunca va a crear niveles tóxicos, independientemente del tiempo que se expone la piel. Pero hay que exponerse al sol con moderación. De 10 a 15 minutos de exposición al sol tres veces a la semana son suficientes para producir los requerimientos corporales de esta vitamina. Es necesario que el sol alumbre sobre la piel de la cara, los brazos, la espalda o las piernas (sin protector solar). Debido a que la exposición a la luz solar es un riesgo para el cáncer de piel,  debes usar protector solar después de haberte expuesto para obtener la vitamina D.

Senos Libres

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada