Soya: ¿previene o estimula el cáncer de mama?

¿Qué rol juega la soya en la prevención del cáncer de mama? ¿O, por el contrario,  la soya estimula la aparición de cáncer en mujeres con alto riesgo? En esta nota puedes encontrar algunas pistas.




Tengo un muy alto riesgo de cáncer de mama, y estoy confundida acerca de la soya. ¿Debo comer o evitarla? Si es bueno, ¿cuánto? El doctor norteamericano David Katz, director de Yale Prevention Research Center, dice al respecto. “ Sí, creo que usted debe comer alimentos de soya. Eso sí, no exagere: La evidencia que vincula el consumo de soja con el riesgo de cáncer de mama es mixto. Cuando los investigadores comparan a los japoneses, que comen mucha soya, con los estadounidenses, que comen muy poco, se encuentran con menores tasas de cáncer de mama y otros cánceres en aquellos que comen la soya”, acota.

Sin embargo, al estudiar la soya en un tubo de ensayo han descubierto que los estrógenos de la planta de soya -conocidos como fitoestrógenos-  pueden acelerar el crecimiento de células cancerígenas. ¿Por qué la discrepancia? Puede ser que la soya se comporta de manera diferente en el cuerpo y de otro modo en los  tubos de ensayo. O la soya puede tener influencias positivas y negativas sobre el cáncer de mama. También existe la posibilidad de que las poblaciones que comen soya en realidad se benefician porque no comen otra cosa, como la carne por ejemplo. La grasa saturada en la carne roja se ha relacionado con mayor riesgo de cáncer. 



Sustituir el bistec por queso de soya podría tener un efecto protector, aunque la soya no combate el cáncer directamente. Estas teorías son interesantes, pero en  un reciente taller organizado por el Instituto Nacional del Cáncer de Estados Unidos sobre el riesgo de la soya y el cáncer de mama, se llegó a  la conclusión de que todavía no sabemos lo suficiente para recomendar la soya para la prevención del cáncer.  Mientras tanto, el uso de la soya en su dieta como un sustituto de la carne es saludable en general. Un enfoque moderado sería dos o tres comidas por semana a base de soya. Hay, por supuesto, otras estrategias comprobadas para reducir su riesgo de cáncer de mama, como el ejercicio moderado, el control de peso, evitar el alcohol, y comer muchas frutas y verduras. (Tomado de O Magazine)


Senos Libres

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada