El colesterol alto eleva riesgo de cáncer de seno

 Investigadores norteamericanos descubrieron que un subproducto del colesterol denominado 27HC que funciona como el estrógeno, alimenta los tipos más comunes de cáncer de seno.
El nivel alto de colesterol se relaciona con la ingesta de alimentos grasos.

Un 'subproducto' del colesterol que funciona como la hormona estrógeno impulsa el crecimiento y la propagación de los tipos más comunes de cáncer de mama, según indican investigadores del Instituto del Cáncer de Duke de Estados Unidos. Los científicos también encontraron que los medicamentos contra el colesterol, como las estatinas, parecen disminuir el efecto de esta molécula similar al estrógeno.

La relación entre el colesterol alto y el cáncer de mama se da especialmente en mujeres postmenopáusicas.

 "Lo que hemos encontrado es una molécula, no el colesterol en sí, sino un metabolito abundante en el colesterol, denominado 27HC, que imita a la hormona estrógeno y puede accionar de forma independiente el crecimiento del cáncer de mama", 
señala el autor principal, Donald McDonnell, director del Departamento de Farmacología y Biología del Cáncer en Duke

La hormona estrógeno alimenta el 75 por ciento de todos los cánceres de mama, y la sustancia  del colesterol denominado 27HC participa directamente en el crecimiento del tumor de mama, así como en la agresividad con la que el cáncer se propaga a otros órganos. También observaron que la actividad de este metabolito del colesterol fue inhibido cuando los animales fueron tratados con antiestrógenos o cuando se interrumpió la administración de suplementos de 27HC.

Los estudios fueron corroborados en tejido de cáncer de mama humano, donde se vio una correlación directa entre la agresividad del tumor y una abundancia de la enzima que genera la molécula 27HC y se detalló que 27HC podría fabricarse en otros lugares en el cuerpo y transportarse al tumor.
 
Por ello los investigadores sugieren que puede haber una manera simple de reducir el riesgo de cáncer de mama al mantener el colesterol bajo control, ya sea con estatinas o una dieta saludable. Además, para las mujeres que tienen cáncer de mama y el colesterol alto, tomar estatinas puede retrasar o prevenir la resistencia a los tratamientos endocrinos como el tamoxifeno o los inhibidores de la aromatasa.



Senos Libres

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada