Resonancia detecta cáncer en mujeres con alto riesgo

En los últimos años, uno de los principales avances en la detección y seguimiento del cáncer de mama ha sido la incorporación, cada vez mayor, de la resonancia magnética (RM).


De hecho, la Asociación Americana contra el Cáncer (ACS) ya incluye en sus guías de recomendaciones la Resonancia Magnética (RM) como herramienta de cribado que debe utilizarse en cualquier mujer con un riesgo superior al 20% de desarrollar un cáncer de mama a lo largo de su vida. 
Para el doctor español  Pedro Sánchez Rovira, miembro del Comité Organizador de Revisión anual de avances en cáncer de mama (Ragma 09), la RM está indicada en mujeres con antecedentes familiares, portadoras de mutación BRCA 1 y BRCA 2, y sobre todo con mamas densas en las que disminuye de forma significativa la sensibilidad de la mamografía”. Asimismo, “el consejo es que las mujeres con cáncer hereditario se sometan a esta prueba cinco años antes de cumplir la edad a la que fue diagnosticada su familiar. Si, por ejemplo, tenemos una mujer diagnosticada de cáncer de mama a los 50 años, las familiares deberían hacerse las mamografías a partir de los 45 años”. 
En el caso de los hombres, entre el 15 y el 20% de los casos resulta hereditario por lo que, si existen antecedentes familiares, se recomienda que realicen idénticas pruebas de diagnóstico que las mujeres: mamografías y biopsias. En cuanto a los tratamientos, también son los mismos: quimioterapia, radioterapia y terapias hormonales, aunque estas últimas son peor toleradas por ellos

Senos Libres

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada