Opinión: Si todos ayudan a ayudar, ¿porqué cobran tanto?



La Liga, como ya es sabido, realiza colectas públicas todos los años para recaudar fondos que le permitan "sostener" su misión. Además de esas colectas,  diversas empresas y personas contribuyen con esa causa. Por ejemplo Avon, la marca de cosméticos, es un patrocinador importante que aporta sostenidamente a esas arcas. Incluso ha donado un  equipo de mamografía, si no es más. 

Gracias a esta ayuda, y seguramente también a ayuda externa, la Liga tiene una clínica en la Av. Brasil. ¿Cuánto creen que cuesta una mamografía en esa clínica? ¡90 soles!  ¿Cuánto cuesta la consulta? ¡20 soles!  O sea, todo el mundo dona, todo el mundo ayuda para que AYUDE, y la Liga "ayuda" cobrando sumas importantes por sus servicios. Sus tarifas son  incluso superiores a la de muchas clínicas y centros de salud privados de corte social. Incluso cobra mucho más que el hospital de La Solidaridad. 

Si esas clínicas privadas (particulares) se sostienen con los ingresos por los servicios que prestan, ¿porqué la Liga no puede sostenerse de la misma manera si  sus tarifas son altas? Es injusto lo que sucede, y es necesario que sus servicios estén en concordancia con sus fines. No se puede seguir llenando alcancías y cuentas bancarias cuando no hay correspondencia en los gestos. Es inconcebible que una mamografía  cueste tanto en una entidad sin fines de lucro, que recibe apoyo de medio mundo para luchar contra el cáncer, una de las enfermedades que más llama a la solidaridad. ¿Cómo se lucha entonces contra el cáncer? ¿Cómo disminuimos, por ejemplo,  la alta incidencia del cáncer de mama en el Perú si los entes que están para combartirlo ponen el mayor obstáculo: el económico? Esto es injusto por donde se le mire.
No haremos más juicios de valor, que cada quien saque sus conclusiones.

Senos Libres

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada