La vuelta al mundo contra el cáncer de mama llegará a Lima en noviembre

En una pequeña camioneta, dos uruguayas y una argentina han iniciado un largo recorrido en aras de promover la prevención del cáncer de seno, que es la enfermedad más prevalente en la población femenina mundial.



En Uruguay, el país latinoamericano con mayor incidencia de cáncer de mama, una profesora de Educación Física, Ana Carolina Squitin, inició el primero de setiembre "La vuelta al mundo contra el cáncer de mama" en una camioneta junto a dos activistas. Este recorrido, que también incluirá una visita al Perú en noviembre (aún no hay fecha definida), sirve para promover la cultura de la prevención del cáncer de seno, una de las enfermedades que más daña la salud de las mujeres.
Ya en plena marcha, Carolina ha podido contarnos algo sobre esta gran aventura a favor de la salud de las mujeres latinoamericanas.

¿Cómo nace la idea de "La Vuelta al mundo contra el cáncer de mama"? 
Surge de un sueño propio de conocer cada lugar y cada cultura. Decidimos hacerlo de esta manera para poder estar en contacto con la gente, y enriquecernos con sus experiencias formando lazos con cada persona que nos crucemos en el camino. El tema del cáncer es una enfermedad que nos ha afectado a todos de una manera u otra. Es un mal mundial y todos hemos sufrido sus consecuencias ya sea personalmente o a través de algún afecto. Como somos mujeres, y Uruguay ocupa uno de los primeros lugares en el mundo en cáncer de mama, decidimos ayudar a concientizar a la población en cuanto a la detección precoz, y de esta manera cambiar la realidad de hoy en día.

 ¿Cuántas personas colaboran contigo? 
Está integrado por tres mujeres: Lorena Montero de Argentina, ella realiza la travesía junto a mi mientras estemos en Uruguay, y luego regresa a su país. En el camino se une  Patricia Bonner, también uruguaya, y las dos seremos las que haremos el recorrido por el resto del mundo.

¿Tienes patrocinadores o todo va por tu cuenta?
Si bien el proyecto fue declarado de interés por el Ministerio de Turismo y Deporte de Uruguay y también por el Ministerio de Salud Pública, todos los gastos del viaje, incluso la folletería que entregamos, son pagados con ahorros propios, motivo por el cual deberemos ir trabajando en el camino para poder solventar los gastos. 

¿Desde cuándo haces esto?
Por primera vez. Yo soy profesora de Educación Física, y gracias a esa formación vamos haciendo las actividades en las principales ciudades. En algunas organizamos Corre-caminatas, y en otras clases abiertas de gimnasia aeróbica, a las que llamamos Fitness Day. Ambas actividades tienen el cometido de reunir gente para poder difundir nuestra causa.

Como comentaste, en Uruguay el cáncer de mama es muy alto. 
Sí, es muy alto. Uruguay ocupa el cuarto lugar en el mundo con este problema. Una de cada ocho uruguayas son afectadas por esta enfermedad, y es por eso que queremos cambiar esta realidad.

¿A qué le atribuyen esta alta incidencia? 
La verdad no sé el motivo, supongo que es el estres y el tipo de alimentación.

¿Cómo es la atención hospitalaria para las pacientes con cáncer en Uruguay? ¿Los cubre el estado? ¿Hay beneficios de salud?
 En Uruguay la salud pública es  buena. No tanto como los privados,  pero tenemos buenos hospitales y excelentes médicos. Todas las personas, aunque no tengan cobertura privada, tienen acceso a la atención hospitalaria, internación de ser necesario y demás. 

¿Cuál es el mensaje que más destacas en tu recorrido?
El mensaje es de vida y la importancia de cuidar nuestro cuerpo.  Las mujeres no deben tener miedo de realizarse periódicamente el autoexamen de mama y que al primer cambio que noten en su cuerpo consulten urgente al médico,  que es quien las va saber guiar. “Cáncer” no es sinónimo de muerte, si lo detectamos a tiempo le podemos ganar.




Senos Libres

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada