¿El sostén ajustado genera cáncer de seno?


Un estudio americano dice que usar sostenes ajustados podría ocasionar cáncer de mama debido a que puede afectar o poner en peligro el sistema linfático, que es el que se encarga de eliminar las toxinas de los senos.

¿Qué responsabilidad tiene el sostén en el desarrollo del cáncer de seno? Directamente, ninguna. Sin embargo, usar sostenes ajustados impide eliminar las toxinas de los senos, obstaculiza la respiración de las vías linfáticas, acumula líquidos, los tejidos se vuelven flácidos por la opresión y puede propiciar el desarrollo de tumores malignos, dice una investigación estadounidense de  Bra and Breast Cancer Study.


Esto se sustenta debido a que la vía linfática, al aprisionarse con un sostén ajustado, se ve impedido de eliminar las toxinas, que cuando no son desechadas se pueden convertir en compuestos cancerígenos. Sin embargo, recuerda que la mejor manera de eliminar las toxinas es haciendo ejercicios.

Sin embargo, vale aclarar algo: el uso ajustado del brasier no es razón suficiente para desarrollar cáncer de seno. Hay causas genéticas y fisiológicas que están comprometidas en la aparición de células malignas, pero no está demás seguir las recomendaciones de los expertos para evitar el cáncer y otras enfermedades mamarias.


¿Qué características debe tener el sostén ideal?

El ideal es aquel que se ajusta bien al cuerpo y sostiene los senos.  La forma es menos importante, pero la comodidad es fundamental.  A la hora de comprar un sostén, fíjate en los siguientes detalles:

 La tira: cuanto más larga es  tendrá mejor soporte, sobre todo si tienes senos grande (de 38 para arriba). La tira no debe presionar el hombro, como si estuviera cortando la piel.

Los arcos de metal o plástico: están hechos para dar comodidad y evitar la tensión de las tiras. Si te causan daño, no lo uses. Lo correcto es que la barba (ese fierrito o plástico) debe partir desde el centro del busto y terminar  al costado del seno, casi debajo de la axila.
 Las tiras de atrás: deben estar paralelas, formando una V. Si están muy separadas aun formando una V, quiere decir que las tiras están muy cortas o demasiado apretadas. Busca otro modelo. 
La copa: un buen sostén debe tapar todo el seno, sin dejar una parte afuera o en el borde. Debe acomodar bien los pechos y darle comodidad. No debe crear grumos en los lados ni en la parte inferior de los senos. El sostén ideal es el que tiene las copas ligeramente moldeadas, brinda apoyo a los senos y la costura de la base debe garantizar soporte y comodidad.

Los broches de atrás: nunca deben estar  ni más arriba ni más abajo que la parte delantera (las copas). Si se sube, el sostén es muy grande. Si tuvieras la sensación que te está apretando –ocurre en un 75% de los casos- necesitas un extensor.  Los broches de atrás tienen que estar centrados.

El centro del sostén (la parte que se une a los dos corazones en el frente): debe ser ajustada al cuerpo, sin dejar un espacio entre el cuerpo y el sostén. Si esto sucede, el brasier es demasiado pequeño: probar un tamaño más grande.

Senos Libres

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada