Zanahorias, repollo y brócoli ayudan a prevenir cáncer de mama

Un informe reciente de científicos japoneses dice que las dietas ricas en grasas inducen a las bacterias de los intestinos a producir sustancias cancerígenas, por lo que se recomienda consumir más frutas y verduras para mantener un peso adecuado y evitar diversos tipos de cáncer, entre ellos el de mama.

Una manera de prevenir el cáncer de mama desde los alimentos, es manteniendo una dieta rica en crucíferas ( zanahoria, col rizada, repollo y brócoli) para reducir el riesgo de contraer este mal.

Según  investigadores de La Universidad de Boston, las crucíferas  ayudan a disminuir  el estrógeno negativo (llamado  también ER Negativo),  que es la hormona  aliada del cáncer de mama más común.  Estas crucíferas combaten no solo la formación de células cancerígenas del ER Negativo, sino de otros tipos de cáncer de mama.


Se indica consumir por lo menos 3 veces por semana cualquier vegetal de esta familia para  intensificar su acción en el organismo. Es muy importante cómo lo comes. Cuando los vegetales son cocinados en exceso, pierden la mayoría de sus valores nutricionales. Lo ideal es que no pasen más de 5 minutos en agua hirviendo. En cuanto a la zanahoria,  preferible comerla cruda.

Senos Libres

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada