Cuidado con las terapias de reemplazo hormonal en la menopausia

La menopausia es la edad más crítica de la mujer debido a que en esta etapa se presentan una serie de problemas en la salud, incluyendo el desarrollo del cáncer de mama. ¿Cómo hay que prevenir este mal? Esta nota puede aclarar algunas dudas.


Aunque cada vez crece la incidencia  cáncer de seno en  mujeres jóvenes, esta enfermedad sigue siendo un problema para las mujeres en edad de la menopausia, especialmente para aquellas que están por encima de los 50 años.

El cese de la regla, que es lo que sucede con la menopausia, expone a la mujer a tener más riesgo de hacer cáncer de mama debido a los cambios hormonales que experimenta a esa edad.
Durante la menopausia, los ovarios de una mujer dejan de producir óvulos y producen menos estrógeno y progesterona. Los cambios en estas hormonas causan síntomas como bochornos, latidos del corazón fuertes o acelerados, insomnio, sudores fríos, olvidos, dolores de cabeza etc. En algunas mujeres los síntomas pueden pasar inadvertidos, en otras pueden ser muy molestosos. Por ello, muchos médicos, en el ánimo de controlar esas molestias, recomiendan terapias de reemplazo hormonal (TRH), pero en los últimos años ese tratamiento se toma con cautela debido a que pueden propiciar el desarrollo de cáncer de mama.
El oncólogo-ginecólogo Hernán Estrada, del Instituto Oncológico de Lima, nos da detalles sobre el particular. 

 ¿Por qué la menopausia eleva el riesgo de cáncer de mama?

Porque al final de los ciclos, antes que llegue la menopausia,  hay una serie de trastornos hormonales que pueden incidir directamente sobre el cáncer de mama. Normalmente la mujer tiene dos hormonas: las dos primeras semanas estrógenos, que son hormonas de crecimiento,  y las dos últimas semanas progesterona, que se conoce como la hormona de la maternidad. Eso cuando hay un ciclo normal. Pero aparentemente, durante los últimos años del trabajo del ovario, comienza  a hacer ciclos anormales y estos ciclos son no ovulatorios. Al no haber ovulación tampoco se produce la hormona de la maternidad, y sólo produce estrógenos  durante las cuatro semanas y como el estrógeno es la hormona de crecimiento pueden producir, en principio, enfermedades fibroquísticas que pueden ser precursoras de cáncer        (aunque no todos las que tengan esta enfermedad van a hacer cáncer), pero si a esto se le agrega una predisposición genética, el riesgo de tener cáncer de mama es mayor.

¿Se puede controlar los estrógenos?
Claro, dando progesterona durante  las dos últimas semanas del ciclo. Otra forma es no usar estrógenos como terapia de reemplazo hormonal, sobre todo si tienen antecedentes de cáncer de mama en la familia. Hay que tener cuidado con las cremas que contienen estrógeno porque la piel  lo absorbe y eso es potencialmente dañino, sobre todo para aquellas personas que tienen predisposición para el cáncer de mama.

¿Cómo actúan los estrógenos?
Los senos tienen acinos glandulares (en el se encuentran las células productoras de leche) que al ser estimulados por los estrógenos crecen y aparecen los nódulos  mamarios, generalmente en ambas glándulas mamarias.  Pero los estrógenos no sólo actúan sobre el seno. A nivel cerebral la retención de líquido puede producir un ligero edema que induce cambios en el carácter y cefaleas en la etapa premenstrual. Una de las cosas más comunes es también la aparición de un descenso blanquecino debido a la hiperestimulación de las glándulas productoras de moco.


Se habla de la menopausia tardía como un factor de riesgo de cáncer de mama, ¿cuándo la menopausia es tarde?
La menopausia debe producirse entre 30 a 35 años después de la primera regla. Si la mujer tuvo su primera regla a los 12 años, lo normal es que deje de reglar a los 42 años o en el mejor de los casos a los 45 ó 47 años. Cuando se pasa de esa edad,  se considera que la menopausia es tardía.  Hay que tener en cuenta que los embarazos retrazan la llegada de la menopausia. El embarazo produce más o menos un año de no ovulación, por lo tanto una mujer que tiene muchos hijos tendrá la menopausia a una mayor edad entonces esos óvulos se ahorran y una mujer que tienen muchos hijos tarda más en dejar de menstruar.

¿Cómo se tiene que cuidar la mujer postmenopáusica para disminuir su riesgo de cáncer de mama?
Evitando el sobrepeso, el estrés, no tomando medicamentos que pueden ser potencialmente peligrosos como los estrógenos y haciéndose la mamografía anual o cada dos años.



Senos Libres

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada