El cigarro tiene más de 4 mil sustancias tóxicas cancerígenas

El cigarro tiene más de cuatro mil sustancias tóxicas que afectan la salud, pero hay una, la cotinina, que se aloja en la sangre y los senos causando daños irreversibles. ¡No fumes por nada del mundo!




Parece una frase hecha para publicitar tramposamente el consumo de cigarros, pero   fumar sí  es dañino para la salud. El tabaco está considerado como un agente anti cancerígeno  en todo tipo de cáncer, incluyendo el de mama.

“El tabaco, lejos de simbolizar la emancipación de la mujer o formar parte de un estilo de vida, es el elemento más negativo que se adiciona al cuerpo en desmedro de la salud. Los daños que provoca la nicotina son harto conocidos, pero estudios recientes preponderan también la influencia del tabaco en la aparición del cáncer de mama”, dice la doctora Mariella Poblete Sánchez, especialista en foniatría del Instituto Nacional de Enfermedades Neoplásicas (INEN).
Dra. Mariella Poblete, especialista del INEN.

Las mujeres fuman porque piensan que fumando van a bajar de peso. Dicen: “fumo y pierdo sabor, al perder sabor no me atrae la comida, y al no atraerme  la comida  bajo de peso". Y ocurre realmente así porque las papilas gustativas cambian. Las mujeres no se dan cuenta que al fumar se envenenan desde la punta del pelo hasta la uña del dedo gordo”, dice la especialista.

¿Cómo afecta el seno?
El tabaco tiene más de cuatro mil sustancias tóxicas que generan alteración a nivel de las células de las glándulas mamarias debido a que el cigarro contiene altas tasas de cotinina (es un metabolito de la nicotina), que va parar directamente  en la sangre, donde puede permanecer por más de 30 horas causando daño. Esa misma cotinina se retiene en las glándulas mamarias. Esto se ha comprobado al realizar exámenes en mujeres lactantes fumadoras, en cuya leche se apreció niveles altos de cotinina, que es un alcaloide del tabaco.

 “El tabaco tiene miles de sustancias tóxicas,  uno de ellos es la acetona.  ¿Tú agarrarías tu pomo de acetona y te lo tomarías? – pregunta la doctora Poblete a un grupo de señoras que escuchan su disertación. Obviamente ellas responden que no.

"El tabaco tiene la brea con la que se hace la pista, y si pasan  por ahí huele feo, incomoda y sales corriendo. El cigarrillo tiene el polonio 21, que tiene el material radioactivo con el que se hacen las tomografías.  Es bueno para curar a las pacientes que tienen cáncer, pero es malo para los que no tienen. Comprarse un cigarro es como comprarse un polonio 21 para fumar. El tabaco es muy nocivo, malogra la salud, no hay que fumar nunca”, exhorta.




Senos Libres

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada