Oncólogos españoles exhortan a médicos a mejorar trato con pacientes



Es verdad que no todos los médicos tienen ángel ni sensibilidad social, pero los oncólogos, de manera particular, deberían hacer todo el esfuerzo para entablar una relación de confianza con las pacientes a fin de que puedan ir con mejor ánimo a sus controles y así tener un motivo más para salir airosas de la difícil circunstancia que les toca vivir.

Como si de una montaña rusa se tratara, el estado de ánimo en las pacientes con cáncer de mama pasa por momentos difíciles, en los que el apoyo de la familia y la comunicación abierta y participativa con el oncólogo son necesarios e influyen favorablemente en la recuperación. La incertidumbre y la preocupación que  manifiestan las  mujeres  ante  el  diagnóstico dan  paso  a  otros problemas añadidos y que tienen que ver con la sensación de desinformación y culpabilidad por creer que descuidan la familia y sus obligaciones laborales.

Así lo sostiene el Grupo Español de Investigación en Cáncer de Mama (GEICAM),  que destaca que la buena relación entre médico-paciente es fundamental. 

Con independencia del perfil de la paciente y de su situación personal, el vínculo entre la mujer y su médico debe basarse en la confianza y ésta “depende de nuestra disposición para informar y resolver las dudas que se plantean. Y una  parte  importante  de  los  temores  a  la  enfermedad  y  a  los  efectos  de  los tratamientos se resuelven si se les brinda la oportunidad de preguntar y nosotros les dedicamos el tiempo para responder, de manera que la transparencia informativa guíe y contribuya a este proceso de decisiones compartidas", refiere la vocera médica del GEICAM, Dra. Calvo.
Ellas, más que nadie, necesitan de la comprensión
 y buenos gestos de los médicos.

En su opinión, nada infunde más temor que ocultarles información bajo la suposición, discutible y paternalista, de proteger el estado de ánimo de la mujer o que esta no "entiende" por su nivel cultural.


La toma de decisiones clínicas compartidas con las pacientes con cáncer de mama es, por tanto, una prioridad que profesionales y afectadas deben tener en cuenta a lo largo de toda su enfermedad. Así el resultado final va a estar mediatizado tanto por las condiciones y  circunstancias de la  mujer, sus valores, el  tipo de trabajo que desempeñe, como por la naturaleza y evolución de la enfermedad, los tratamientos que se acuerde aplicar y sus efectos secundarios”, añade la doctora Calvo. (Fuente Geicam).



Senos Libres

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada