¿Cómo se debe hacer el autoexamen y partir de qué edad?


El autoexamen de senos se practica a partir de los 20 años, todos los meses, una semana después de la regla. El autoexamen busca detectar bultos en la mama, pero también otras evidencias sospechosas de cáncer.

 Aunque alguno que otro médico sustenta que el autoexamen de senos no ayuda a la detección del cáncer de mama en etapa temprana,  esa es una afirmación irresponsable y  fuera de lugar.
“Quien dice eso no es médico”, advierte la doctora Marcia Carrasco, cirujana de mamas del Instituto Nacional de Enfermedades Neoplásicas (INEN).
Es obvio que el autoexamen, de por sí, no diagnostica el cáncer con precisión.  El autoexamen lo que hace es detectar algún bultito anormal en el seno y ese bultito tiene que ser inmediatamente examinado por mamografía o por ecografía. Ese acto puede marcar la diferencia entre la vida y la muerte.

Consideraciones a tomar en cuenta:

1. No te olvides de las axilas
“El autoexamen se tiene que hacer en dos tiempos. Una mientras se están bañando y, otra, parada frente al espejo”, recomienda la doctora Carrasco.
Y el autoexamen no sólo tiene que ceñirse a la palpación de los senos, sino también de las axilas.
“La mama no es sólo el seno, la mama tiene también proyección hacia la axila. Entonces,  cuando se hagan el autoexamen  tienen que tocarse también la axila  buscando,  circunferencialmente,  si hay bulto. No todos los bultos son malos; dependiendo de la edad hay  más predisposición a tener cáncer de mama. A mayor edad más probabilidades”, dice la cirujana.
“El autoexamen lo hacen paradas y también recostadas, pues cuando están echadas la tensión de la mama es diferente y a veces se puede examinar mejor los bultos que parada no se tocan”.

2. Mírate en el espejo

“Acostumbren a mirarse en un espejo con las manos hacia arriba y con las manos atrás (obviamente  desnudas). Siempre una mama es más grande que la otra, no se asusten por eso, pero hay que fijarse si hay alteraciones en la piel, si el pezón se retrae, si es que la piel tiene un aspecto como de naranja, con huequitos, eso es malo”.
“A veces el cáncer de mama no siempre se asocia al tumor. Hay algún tipo de cáncer de mama donde la piel se pone roja, como si estuviera infectada, los médicos le llamamos celulitis,  eso es que lo que hay que ver. Si nunca te miras  en el espejo no vas a saber cómo son tus senos y qué cambios hay”.


El agua ayuda a que palpar mejor
protuberancias en los senos.
3. Cuidado con el pezón
“La secreción por el pezón es algo importante. Las mujeres, mientras no estamos gestando o no estamos dando de lactar,   no deberíamos tener ninguna secreción por el pezón. No todas las secreciones tienen relación con el cáncer,  pero eso sólo los sabremos gaciendo el análisis. Si la secreción es sanguinolenta hay mucho más sospecha de que pudiera ser cáncer a la mama”, advierte la doctora.
“Por otro lado, la piel del  pezón tiene que ser limpia, sana. Si  ven que hay escamación puede ser un tipo de cáncer de mama.  Las lesiones escamosas en el pezón no son normales.  Cuando ocurre esto muchas mujeres van al dermatólogo,  eso no está bien, tienen que ir  con el especialista (mastólogo, ginecólogo o el oncólogo)”.


4. Muy importante
No es conveniente hacerse el autoexamen durante la menstruación porque la mama cambia de consistencia y no permite detectar cambios. 

Senos Libres

1 comentario :