Algunas sustancias tóxicas ocasionarían cáncer de mama


La exposición a determinados contaminantes, como fibras acrílicas, de nylon o altos niveles de hidrocarburos policíclicos, podría ser un causante de cáncer de mama.

 
La evidencia científica disponible apunta  los factores ambientales también juegan un papel importante en la proliferación anormal de células en un tejido u órgano. Estas células anormales se llaman cáncer.  Este problema se podrían evitar con  medidas de seguridad apropiadas, pero nadie quiere controlar el "desarrollo", que arrasa vidas contaminando el aire que respiramos y los alimentos que comemos.
La exposición a determinadas sustancias químicas podría asociarse con una mayor probabilidad de sufrir cáncer de mama. Un grupo de científicos de la Universidad de Montreal (Canadá) ha investigado la posible relación entre varios compuestos químicos y este tumor al someter a miles de mujeres canadienses que trabajaban en fábricas que manipulaban sustancias como fibras acrílicas y fibras de nylon. Los científicos dicen que estos elementos aumentan el riesgo de padecer  cáncer de mama después de la menopausia.

También se ha descubierto que la exposición a altos niveles de hidrocarburos aromáticos policíclicos, que se hallan en algunos derivados del petróleo, triplicaban el riesgo de padecer esta neoplasia.

Los resultados del estudio coinciden con la teoría de que las glándulas mamarias son más sensibles durante el periodo de crecimiento y proliferación de las células del tejido mamario, entre la pubertad y la menopausia.

Por otro lado, varios estudios seleccionados por un equipo del Instituto Spring Silent de Massachusetts (EE.UU.) han identificado un total de 216 productos capaces de provocar cáncer de mama en animales. La mayoría son pesticidas, cosméticos, compuestos farmacéuticos y productos de la combustión de derivados del petróleo. Alrededor de 75 de estas sustancias tóxicas se localizan en productos de consumo diario.

Algunos de los cancerígenos más importantes descubiertos hasta la fecha son los organoclorados, sustancias utilizadas en la elaboración de insecticidas (DDT). A pesar de que en la actualidad están prohibidos en la mayoría de países, pueden hallarse en un organismo hasta 40 años después de su exposición. Otro grupo importante de sustancias cancerígenas son los ftalatos, compuestos utilizados en la producción de plásticos. Todavía no se ha demostrado que aumenten el riesgo de padecer cáncer de mama, pero se conoce que pueden actuar como hormonas y alterar el ciclo hormonal.

Por último, el grupo de compuestos conocido como parabenes, sustancias químicas con propiedades conservantes, se han mostrado en una veintena de tumores mamarios, aunque es pronto para afirmar de manera categórica que sean cancerígenos.


Senos Libres

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada