Mariloly López: "La información es muy importante en la prevención"





Por primera vez una telenovela peruana abordó el tema del cáncer de mama. Fue en la trama de ‘Corazón de fuego’, donde Lupe nos dejó ver los terribles momentos que vive una mujer cuando es diagnosticada con esta enfermedad.
Este personaje fue interpretado por la actriz Mariloly López, quien a lo largo de varios capítulos de la historia nos sorprendió con situaciones intensas con las que seguramente más de una paciente se ha sentido identificada. Sobre esta experiencia conversamos con ella.


- ¿Qué tan informada estabas sobre el cáncer de mama antes de involucrarte con el personaje de la novela?
Lo sabía perfectamente porque conducía un programa (Sólo para mujeres) con el doctor Julio Dueñas, y tocamos específicamente el tema del cáncer. En cáncer de mama es fundamental la prevención, si bien no podemos evitar tenerlo, si podemos salvar nuestra vida si lo cogemos a tiempo.

- En la novela tu personaje tenía hijos y ese fue el tema más complejo al momento de enfrentar el cáncer, ¿cómo lo viviste personalmente?
Mira, esas escenas fueron muy difíciles de grabar, nunca en mi vida me tocó hacer un personaje que me costara tanto trabajo. Eran escenas muy tensas porque soy madre, tengo hijos, y yo no podía dejar de llorar y quebrarme. A veces teníamos que cortar porque no podía, eran escenas fuertes. Como actriz lo hice y eso se logró.

- ¿Qué sentiste cuando por exigencias del personaje tuviste que ponerte un turbante para disimular los efectos de la quimioterapia?
Ese turbante lo fui a buscar al hospital Neoplásicas porque quería un turbante de verdad, de lo que usa la gente. Y te cuento una anécdota: me acerqué a la tienda donde venden dentro del hospital, y una señora, muy suelta de huesos y recontra positiva, me dijo: “No te preocupes porque esa caballera que tienes volverá a crecer así como está ahora, lo usarás por un tiempo pero volverá a salir”. Y en ese momento me entró una angustia bien grande, el corazón se me oprimió de una manera porque en ese momento me puse en la piel de Lupe y déjame decirte que cuando me dijeron que Lupe padecía de cáncer, y empecé a grabar las primeras escenas, empecé a sufrirla, empecé a bajar de peso , empecé a dejar de comer inconscientemente. Sufrí tanto como Lupe en esos últimos capítulos cuando le da cáncer. En verdad no quisiera estar en el pellejo de las personas que lo sufren.

-¿Era la primera vez que interpretabas a un personaje con cáncer?
Si, y te digo que sufrí mucho.

- Al inicio, cuando a Lupe le diagnostican la enfermedad, se echa al abandono y se entrega casi a la muerte, y eso como mensaje no era muy positivo, ¿lo viste así?
Lo que pasa Lupe era una mujer muy sufrida, venía de un matrimonio desastroso con un hombre que la engañaba, entonces cuando le dan la noticia se derrumba pero después se levanta y dice: “Un momento, tengo mis hijos y voy a luchar". Fue un personaje muy lindo, muy bueno, muy madre, con unos valores increíbles. Ella sufrió, pero supo levantarse.

- Al punto que termina dando charlas a las mujeres
Si, cuando leo el libreto y me veo dando el mensaje, me encantó. Es que la gente tiene que saber que es importante hacerse los chequeos para coger el cáncer a tiempo. Y si un cáncer está avanzado, hay que ir con mente positiva, con lucha, teniendo muchísima fe y nunca derrumbándose. Se puede salir adelante y ese es el mensaje que deja Lupe al final de la novela.

- ¿Y qué tan rigurosa eres tú con los chequeos?
Soy muy precavida y temerosa con este tema. Cuando me dicen que Lupe va a padecer cáncer, ya se iba a cumplir el año para mi chequeo y me fui corriendo donde mi ginecólogo para hacerme la mamografía.

- ¿Qué deben hacer las mujeres para cuidarse de esta enfermedad?
Deben informarse. La información es importante en la prevención y, naturalmente, los chequeos médicos. Hay que hacerse los chequeos anuales sin falta porque en esto no hay un después o el próximo mes. El éxito del diagnóstico del cáncer está en detectarlo a tiempo.

- Aparte de la novela, ¿haz vivido de cerca la experiencia de la enfermedad?
Mi madre falleció de cáncer, ella tuvo leucemia, y mi hermana tuvo cáncer al útero. Yo sé que son las quimioterapias, sé lo que es esta enfermedad, por eso digo que el cáncer compromete mucho a la familia porque todos estamos en función del paciente.

- ¿Que mensaje le darías a todas las mujeres que están viviendo los rigores del cáncer?
Que luchen, que tengan mucha fortaleza y el deseo de vivir. Tengo amigas que salieron de esto y hoy en día son otras personas. No hay que derrumbarse, hay que salir para adelante siempre. (Texto: Jesús Andía)

Senos Libres

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada