Trabajo nocturno propiciaría riesgo de cáncer de mama


Las mujeres que trabajan en turno de noche más de dos veces por semana podrían estar aumentando su riesgo de cáncer de mama, dice un informe del Instituto de Epidemiología del Cáncer de la Sociedad Danesa del Cáncer.

Además, el riesgo parece ser acumulativo y más alto entre las mujeres que se describen a sí mismas como personas "matutinas" en lugar de "nocturnas", señalan los investigadores.

"Del 10% a 20% de las mujeres en las sociedades modernas tienen trabajos en turnos de noche, por tanto, quizás sea uno de los problemas laborales más grandes relacionados con el cáncer", dijo el vocero de la investigación Johnni Hansen.

¿Porqué ocurre?

"El trabajo nocturno conlleva a que la mujer esté expuesta a la luz de noche, lo cual reduce la producción de la hormona nocturna melatonina, que es la hormona que protegería de ciertos cánceres", dijo el experto.

Además, la luz nocturna puede afectar al ritmo circadiano, haciendo que el reloj maestro del cerebro se salga de la sincronía con los relojes celulares locales de distintos órganos del cuerpo, afectando a los senos, comentó.

"Un cambio repetido de fase podría llevar a efectos en la regulación del ciclo celular circadiano, favoreciendo así un crecimiento descontrolado", dijo Hansen.

Además, la privación del sueño tras el trabajo en turno de noche lleva a la supresión del sistema inmunitario, lo que podría aumentar el crecimiento de las células cancerosas.

Otros estudios ya plantearon el problema

Esta no es la primera vez que se reconoce esta problema. En 2007, la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer, que forma parte de la Organización Mundial de la Salud, dijo que trabajar en turno de noche "probablemente sea carcinógeno para los humanos".

Para determinar el efecto del trabajo en turno de noche sobre el riesgo de cáncer de mama, el equipo danés recolectó datos sobre más de 18,500 mujeres que trabajaron en el ejército danés de 1964 a 1999.

"Dado que el trabajo en turnos es inevitable en las sociedades modernas, este tipo de trabajo se debe limitar en duración y no debe exceder de más de tres noches por semana", aconsejó Hansen.

Por su lado, la doctora Stephanie Bernik, jefa de oncología quirúrgica del Hospital Lenox Hill de Nueva York, dijo que es muy difícil determinar las causas del cáncer de mama, pero todas las investigaciones señalan que el estrés tiene un rol importante en la aparición de esta enfermedad.

"El estrés aumenta el riesgo de cáncer de mama y afecta al organismo como un todo, y trabajar de noche puede afectar el ritmo circadiano y provocar estrés"
, corroboró Bernik.

"Se trata de otro hallazgo de que el cáncer de mama es provocado por una multitud de distintas influencias ambientales y genéticas, así que probablemente es otra pieza del rompecabezas", agregó.

¿Cómo evitar los efectos de la luz?

A su vez, el médico del Centro de Salud UConn de Connecticut, Estados Unidos, y experto en los factores ambientales del cáncer, respaldó este dato señalando que “es verdad que la luz de noche aumenta el riesgo de enfermedad”.

Si la luz realmente es un problema en el trabajo de noche, se sabe cuáles longitudes de onda son las que más suprimen la melatonina, así que se podría ajustar la iluminación para eliminar esas longitudes de onda, explicó.

Hay otras cosas que las personas pueden hacer para evitar los efectos de la luz de noche sobre la salud. "Por ejemplo, para la salud en general, si se despierta de noche, permanezca en la oscuridad, no encienda la luz. Si enciende la luz, comenzará a suprimir la melatonina de inmediato", advirtió Stevens. (Publicado por del Instituto Nacional del Cáncer de Estados Unidos/Autoría: HealtDay)

Senos Libres

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada